Máquinas industriales para hielo, tipos y aplicaciones de todos los tamaños

Grupo Cosmos . Alimentaria, Maquinaría y equipo 998 Sin comentarios

Las máquinas de hielo tiene la capacidad de llevar el agua a su punto de congelación. Su funcionamiento se basa en el ciclo de Carnot inverso, que es el estándar en cualquier ciclo de refrigeración industrial existente, dado que logra el máximo rendimiento posible en un proceso cíclico.

De manera general, en el proceso de producción de hielo, el agua circula continuamente dentro de la máquina y entra en contacto con el refrigerante, de modo que la temperatura del agua desciende hasta solidificarse. El proceso se realiza hasta que se consiga el espesor y las características deseadas de hielo.

Las máquinas industriales para hacer hielo son emplean en diferentes sectores, desde el alimenticio hasta el químico, farmacéutico o biotecnológico. Algunas de las aplicaciones de estas máquinas incluyen la conservación de productos alimenticios, químicos o farmacéuticos.

A nivel industrial las máquinas producen cantidades grandes de hielo para el abastecimiento en distintos procesos. Existen algunas con una capacidad de producción de entre 3000-5000 kilos de hielo por día.

Tipos de máquinas para hielo

Una manera sencilla de clasificar las distintas máquinas para hacer hielo es de acuerdo con el tipo de hielo que producen. Con base en este clasificación, las categorías de máquinas para hielo son:

1. Máquinas para hielo en barras o bloques:

Este tipo de maquinaria emplea el sistema tradicional de refrigeración de salmuera. El hielo se fabrica en moldes que son sumergidos en un tanque con una disolución de cloruro de sodio o cloruro de calcio (salmueras). La solución salina actúa como refrigerante secundario en el intercambio de calor directo con los moldes de agua y no se congela cuando la temperatura desciende por debajo de los 0 °C.

Los bloques de hielo producidos tienen un peso que oscila entre los 12 y 150 Kg. El tiempo de producción dura entre 8 y 24 horas.

Ventajas:

Descubre las ventajas de las #Máquinas industriale para hielo Click Para Twittear
  • Fáciles de operar
  • Rendimiento de operación estable
  • Estabilidad y durabilidad

2. Máquinas para hielo en escamas:

Producen hielo con espesores de entre los 2 a 3 mm y en cantidades de entre 100 a 1000 mm² de superficie de escamas. El hielo se elabora en la superficie de un cilindro enfriado y se raspa con cuchillas en forma de escamas subenfriadas (aproximadamente a -6 °C) y libres de agua sin congelar.

Los modelos de las máquinas para hielo en escamas son variables. En algunos modelos el cilindro es giratorio y la cuchilla raspadora de hielo es fija. En otros modelos la cuchilla es giratoria y extrae el hielo del cilindro fijo.

El refrigerante que emplean estas máquinas alcanza temperaturas de -25 °C. La temperatura tan baja del refrigerante permite que el proceso de producción de hielo sea más rápido y de esta manera las máquinas son más pequeñas y compactas con respecto a otras.

El hielo en forma de escamas es especialmente requerido por la industria alimenticia para conservar ciertos alimentos como pescado.

3. Máquinas para hielo en tubos:

También conocidas como máquinas para hacer hielo en rolitos, fabrican un hielo cristalino en forma cilíndrica de 50 x 50 mm con un hueco en medio y en espesores de entre los 10 a 12 mm.

El diseño de estas máquinas es semejante al de un condensador de coraza y tubos. Por lo que el agua a congelar pasa dentro de los tubos, generalmente de acero inoxidable, y el refrigerante por fuera, en el espacio circundante. Mediante un proceso de desescarchado, los tubos de hielo se desprenden y se cortan a las medidas requeridas. El proceso de producción de hielo emplea temperaturas que oscilan entre los -8 °C y los -10 °C.

El hielo en tubos es ideal para procesadores de mariscos y para empresas como hoteles, bares, restaurantes, plantas mezcladoras de hormigón/cemento, plantas procesadoras de carne o plantas químicas.

4. Máquinas para hielo en placas:

Estas máquinas constan de una placa vertical refrigerada, en una de sus caras se produce una placa de hielo y por la otra cara se hace pasar agua caliente para el desescarchado. Existen modelos que producen placas de hielo por sus dos caras y emplean un desescarchado interno. Las placas de hielo producidas por estas máquinas tienen espesores de entre los 10 y 12 mm.

Como pudiste observar existe una gran cantidad de modelos que se ajustan o responden a las necesidades específicas de cada sector industrial y de las empresas que requieren de este tipo de equipos; si para realizar tus procesos o mantener tus productos en las mejores condiciones requieres de una máquina industrial para hielo, no dudes en contactar con los especialistas.

Encuentra proveedores de este producto

Deja un comentario


seis × = 36