Industria juguetera en México, los retos que vienen

Grupo Cosmos . Información de temporada 905 Sin comentarios

Los juguetes son objetos que acompañados de la imaginación y la creatividad posibilitan el desarrollo mental, físico, emocional y social de los niños y niñas. Además, la gran variedad de juguetes en el mercado ha alcanzado también al segmento de adolescentes y adultos, de manera que la industria juguetera toma mayor importancia en el país.

En 2015, según datos de Euromonitor International, el valor anual de la industria juguetera en México se calculó en 2,432 millones de dólares (mdd). De este monto, se considera que cerca del 75% corresponde a las ventas en la temporada de Navidad y Día de Reyes. De acuerdo con la misma firma, el mercado nacional de los juguetes alcanzará, en 2019, un valor de 2,721 mdd.

Los estados que producen mayores volúmenes de juguetes son la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Toluca.

En términos de comercio exterior, el Banco de México informa que el monto de exportaciones en 2015 sumó 911 mdd, de los cuales el 87.9% corresponde a exportaciones hacia los Estados Unidos. Las importaciones registraron un monto de 946 mdd. En este caso, Estados Unidos participa sólo con el 6.3% de las importaciones hacia México.

En 2008, China acaparaba el mercado mexicano con el 74% de las importaciones; sin embargo para 2011 su participación se redujo al 34% debido a la creciente participación de Japón, Austria y Estados Unidos.

#Juguetes, ¿cuáles son los más vendidos en México? Click Para Twittear

Según datos de 2014, el 65% de los juguetes preferidos por los niños mexicanos en épocas navideñas son juguetes importados. Mientras que el 35% restante corresponde a juguetes nacionales.

Los nuevos desafíos de la industria juguetera mexicana

La industria mexicana continuará enfrentándose a grandes retos. Entre ellos, las probables modificaciones en la relación comercial con Estados Unidos, por ejemplo, la posibilidad de que el vecino del norte no firme el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), con el que se espera que el país aumente, hacia 2018, hasta un 15% sus exportaciones de juguetes.

Por otra parte, se encuentran los desafíos relacionados con la economía del país y el tipo de cambio. En lo que va de 2016, el precio del dólar continuó afectando los costos de los productos de consumo final. En específico, los precios de los juguetes han aumentado hasta un 10% más que en años pasados debido a la volatilidad del peso.

Otro reto muy importante que debe afrontar la industria juguetera es adaptarse a la evolución de los gustos y necesidades de los niños y sus padres. De acuerdo con un estudio de Euromonitor Internacional, los jóvenes mileniales que se están convirtiendo en padres buscan juguetes con los que apoyen el desarrollo de sus hijos y que a la vez sean prácticos y se adapten a su estilo de vida.

Con esa misma tendencia se prevé que para el 2018, de un 100%, el consumo de los juguetes tradicionales será tan solo del 40%, mientras que la demanda de los juguetes electrónicos acaparará el 60% del consumo.

Para las empresas jugueteras la solución no está en ofrecer únicamente dispositivos electrónicos, ya que estos productos no tienen el mismo efecto sobre el desarrollo de los niños como los juguetes tradicionales, el reto es crear productos que tengan el balance ideal entre la tecnología actual y los valores formativos y educativos de un juguete tradicional.

Por lo tanto, la estrategia de crecimiento de las industrias jugueteras deberá enfocarse en desarrollar productos innovadores que se adapten a los nuevos intereses de pequeños y grandes.

Para conocer más de este proceso y de la propuesta innovadora de una empresa mexicana no dejes de leer el artículo La industria del juguete en México.

Encuentra proveedores de este producto

Deja un comentario


5 × tres =