Día Mundial de la Eficiencia Energética, ¿ahorro o eficiencia?

Grupo Cosmos . Información de temporada 541 Sin comentarios

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el mundo existen 1.3 mil millones de personas sin acceso a electricidad, o sea que una de cada cinco personas no cuenta con energía al día de hoy. Tan solo en América Latina, 65 millones de personas usan leña porque carecen de fuentes modernas, más seguras y eficientes como luz o gas.

El PNUD puntualiza los beneficios que brinda la energía a una sociedad:

  • Educación
  • Acceso a salud
  • Igualdad
  • Seguridad

En cuanto a beneficios a la actividad comercial, en África, la región más pobre en suficiencia energética, se considera que un obstáculo para el crecimiento económico a través del emprendimiento es la falta de electricidad. En Bangadesh, una industria con electricidad crea 11 veces más empleos que las que no tienen. Lo increíble es saber que pueda existir industria sin electricidad.

#Día Mundial de la Eficiencia Energética, ¿conoces la relación entre energía e industria? Click Para Twittear

5 de marzo, Día Mundial de la Eficiencia Energética

La fuente energética que empleamos define la cantidad de trabajo que podemos realizar en un tiempo determinado. Con un ejemplo simple, como contar el tiempo y la energía empleada para cocinar, ¿puedes imaginar la diferencia entre una persona que recoge leña, busca agua, procesa granos en el metate y cocina a fuego de leña, en contraste con una persona con estufa, una red de agua y una licuadora?

Así pues, el 5 de marzo de 1998 nació el Día Mundial de la Eficiencia Energética, durante la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética, celebrada en Austria, con el objetivo de invitar a organizaciones, instituciones y países a generar políticas públicas que coadyuven al uso racional de la energía.

Las acciones a emprenderse no tienen el propósito de renunciar a la calidad de vida que nos proporciona la energía moderna, sino de conseguir el mismo bien con menos recursos. Esto puede lograrse no solo con una mejor administración de nuestro consumo personal o comercial y el mejor aprovechamiento de la infraestructura ya existente, sino con la mejora de procesos y nuevas tecnologías.

Dichas acciones implican conceptos como aumentar la sustentabilidad, la productividad, la competitividad, reducir la contaminación y aumentar el acceso a la salud pública, entre otros objetivos.

En México

El 5 de marzo de 2016, el gobierno mexicano publicó en su portal las acciones a las que se compromete para lograr objetivos de eficiencia energética en sus políticas públicas:

  • Sustitución de focos por lámparas fluorescentes en zonas rurales.
  • Promoción de uso de electrodomésticos con estándares de eficiencia energética contemplados en la NOM.
  • Implementación de sistemas de gestión de la energía en edificios públicos, empresas, hospitales, hoteles y otros grandes usuarios.
  • Política de vivienda que contempla el uso de aislamientos térmicos, ventanas y cualquier mejora que reduzcan el uso de equipos de climatización.
  • Sustitución de tecnologías ineficientes en las pequeñas y medianas empresas en materia de iluminación y acondicionamiento.
  • Sustitución de tecnologías ineficientes de alumbrado público, bombeo de agua y acondicionamiento de edificios.

Quizás, una medida que no va acorde con un objetivo de eficiencia son las nuevas disposiciones al Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México. En un análisis de investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera, se expone cómo ocasiona mayores problemas de contaminación y consumo de energía. Por ejemplo, a más vehículos circulando a menor velocidad —como marcan las nuevas disposiciones—se producen mayores emisiones.

En el mundo

Entre los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, a través del PNUD, se cuenta con duplicar la tasa mundial de mejora de eficiencia energética para 2030. Se recomienda:

  • Aprovechar la luz natural y evitar el uso innecesario de luz artificial.
  • Usar bombillas de bajo consumo con ahorros de hasta 80%.
  • Instalar sensores de movimiento en áreas comunales para que las luces se apaguen cuando no transiten personas.
  • Comprar electrodomésticos con eficiencia A, A+ o A++, usar modos ahorradores en equipos electrónicos y no realizar lavados con altas temperaturas.
  • Priorizar el transporte público cuando sea posible.
  • Mantener los sistemas de enfriamiento a 6ºC y el congelador a -18ºC.

Un dato importante es que el 65% de la basura doméstica puede ser reciclada, sin embargo, no olvidemos que la mayor tasa de consumo está en la industria. Al respecto, hay muchas ideas para el ahorro, pero faltan aquellas para crear nuevas tecnologías que nos permitan dar saltos trascendentales en el uso de energía. Si alguna vez dimos un salto de la leña al petróleo, alcanzando mayor cobertura y optimización del trabajo para la población mundial, el próximo salto será del petróleo a… ¿Cuál es tu compromiso o el de tu empresa para alcanzar este objetivo?

Ligas relacionadas:

https://www.cosmos.com.mx/blog/2765/construcciones-sustentables
https://www.cosmos.com.mx/blog/3097/biocombustibles-son-realmente-una-opcion-verde
https://www.cosmos.com.mx/blog/2342/que-es-el-impacto-ambiental-y-como-se-evalua

Deja un comentario


× ocho = 56