Comprendiendo la Reforma Energética (primera parte)

Cosmos . Metrología, análisis y control, Química y petroquímica 959 1 Comentario

En la actualidad la reforma energética es un tema de gran importancia y es analizado constantemente desde distintos puntos de vista, aquellos a favor como aquellos que están en contra de la misma. Es común encontrar en periódicos, revistas y en diferentes programas de radio y televisión; artículos y entrevistas con especialistas en el tema que proporcionan perspectivas diferentes.

Para que fuera aprobada la reforma energética se modificaron diferentes artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos con el objetivo de dar apertura al sector privado y a su capital, ya sea a través de inversiones o de tecnologías para la extracción de gas natural, petróleo y otros hidrocarburos con que cuenta el país.

Se decreta en el Diario Oficial de la Federación con fecha 20 de diciembre de 2013 la modificación los artículos 25º, 27º y 28º de la Constitución. En el artículo 25º se reformaron los párrafos cuarto, sexto y octavo, para el 27º se modificó el párrafo sexto y se agregó el séptimo, y por ultimo, el 28º fue modificado en los párrafos cuarto y sexto, y se integró el octavo.

Los cambios establecidos por el gobierno en las áreas estratégicas como el petróleo, los hidrocarburos y minerales, así como en la industria eléctrica, implican la eliminación de la exclusividad que tenía el Estado en las diferentes de exploración, producción y refinación de los productos. Ahora, estas se realizarán con la participación de capital privado.

Así mismo, el sector público regulará el sistema eléctrico, a demás de resguardar que el petróleo y los hidrocarburos sean propiedad de la nación. El gobierno realizará asignaciones a las empresas productivas del Estado o podrá realizar contratos con particulares de acuerdo con los términos convenidos y asignar las diferentes actividades a realizar. Solamente para el caso de minerales radioactivos no se otorgarán concesiones ni contratos.

Otra modificación que se presenta es el otorgamiento para el uso o aprovechamiento de los recursos a particulares o sociedades constituidas mediante el otorgamiento de concesiones designadas por el poder Ejecutivo Federal. Por ende, las empresas privadas tendrán el permiso para la extracción de los recursos petroleros e hidrocarburos.

Petróleos Mexicanos (Pemex) competirá con empresas petroleras en la obtención de los contratos como una empresa productiva del Estado, deja así de pertenecer a la Administración Pública Federal y pasa a tener un régimen de funcionamiento especial.

Igualmente, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) celebrará contratos con el sector privado tanto en la distribución y transmisión como en la generación de la energía eléctrica, con el objetivo de incentivar el mercado de la generación eléctrica a partir del desarrollo de mejores proyectos.

El artículo 28º define que el Estado tendrá un banco central, autónomo e independiente en el ejercicio de sus funciones y su administración, el cual contará con un fideicomiso público denominado Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, que será el responsable de administrar los recursos obtenidos de las asignaciones y contratos establecidos con las empresas privadas. Así como la creación de órganos reguladores responsables en materia energética, los cuales son designados de acuerdo con los términos que determine la ley.

Antes de la modificación de los artículos de la Constitución, el Estado era la única empresa autorizada para la exploración y extracción de los recursos energéticos y las empresas paraestatales tenían la obligación de ofrecer los productos a los consumidores, además de exportar una gran parte de ellos al extranjero.

Ahora, el gobierno podrá obtener ingresos que contribuyan a cubrir los egresos de la Nación mediante la asignación de empresas productivas del Estado y el sector privado a través de contratos de servicios, de utilidad compartida o de licencia, entre otras modalidades.

La modificación de los artículos constitucionales dan la pauta para reformar, derogar e integrar las diferentes leyes que constituyen la reforma energética, además de la creación de nuevos organismos responsables en materia de petróleo, hidrocarburos y energía eléctrica, así como en la regulación de los ingresos obtenidos.

Para conocer la participación del sector privado en las áreas estratégicas del sector energético es importante comprender la formación y el desarrollo de la reforma, a demás de los puntos que fueron establecidos para su decreto, de los cuales se hablará más adelante.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

Deja un comentario


ocho + = 11