El sistema Just in Time en las empresas

Cosmos . Logística, transporte y aduanales 1615 Sin comentarios

Las empresas en la actualidad buscan constantemente explotar al máximo las ventajas competitivas con que cuentan, además de producir en los tiempos establecidos con los clientes con el objetivo de entregar los productos en tiempo y forma, y de tener una mayor competitividad ante otros productores.

El sistema Just In Time (JIT) (en español Justo a Tiempo) fue implementado por Taiichi Ohno en la empresa Toyota en 1976, con el objetivo de mejorar la flexibilidad en los procesos productivos para poder producir automóviles en un menor tiempo con base en la demanda de los consumidores.

El JIT es una filosofía que determina cómo se debe optimizar un sistema productivo. En consecuencia, se puede definir como un sistema de producción donde todos los procesos son realizados de acuerdo con los componentes y materiales requeridos en un tiempo y espacio determinado.

El llevar a cabo este sistema significa que sólo se debe producir exactamente lo que el cliente ha solicitado, generando una cantidad mínima de unidades que permitan eliminar el almacenaje de materia prima o producto final, y así evitar las actividades que no generan valor agregado.

Los elementos principales del JIT son los siguientes:

    1. Reducción de inventarios: un inventario significa almacenar insumos o bienes que se encuentran en espera. Bajo el sistema JIT, lo correcto es producir y entregar las mercancías en el tiempo solicitado por los clientes. Un producto en inventario incrementa los costos de producción.
    2. Sistema Pull (jalar el producto): es un sistema de producción en línea sencilla. Pull consiste en que un producto pase al siguiente proceso hasta que se encuentre disponible, evitando así, los inventarios.
    3. Minimizar tiempos de preparación: disminuir los tiempos de producción, mejorando la calidad de los procedimientos mediante el mantenimiento preventivo y correctivos de los equipos de producción.
    4. Velocidad óptima del producto: medir, a través de un indicador, el tiempo de producción de las unidades.
    5. Optimización de la planta: distribuir la maquinaria y equipo de manera práctica, eficiente y eficaz, que permita realizar los procedimientos en un espacio adecuado.
    6. Tamaño de lotes pequeños: el manejo de pequeños lotes permite ajustar el espacio de los productos, así como ajustarlos conforme a las necesidades presentadas por los clientes o proveedores.

Los beneficios obtenidos al implementar el sistema de Justo a tiempo son:

    a) reducción de inventarios;
    b) mejora de la calidad;
    c) procedimientos uniformes y en línea;
    d) flexibilidad en la producción;
    e) desechar procesos sin valor agregado y, por último,
    f) un uso adecuado y óptimo de las instalaciones.

El Just In Time permite a las industrias operar de un manera más sencilla y eficiente, además de trabajar con un mínimo de recursos tanto humanos como mecánicos, disminuyendo la cantidad de desperdicios.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario