Emolientes para la industria cosmética

Cosmos . Cosmética, Farmacéutica y hospitalaria 4204 Sin comentarios

Cuando revisamos las etiquetas de los cosméticos observamos que están compuestos por múltiples ingredientes, estos son diversos productos químicos que cumplen una función distinta cada uno.

Los ingredientes que forman parte de un cosmético se pueden englobar en tres grupos: principios activos, excipientes y aditivos, y correctores.

Los principios activos utilizados en cosmetología también son amplios, existen abrasivos, acondicionadores, antioxidantes, desodorantes, emolientes, fijadores, tónicos, pigmentos, lubricantes y varios más.

En esta ocasión trataremos sobre los emolientes cosméticos que pueden actuar como principio activo o como aditivo.

El concepto general de emoliencia es impartir suavidad y sensación general de bienestar a la piel. Incluso el agua puede actuar como emoliente. La palabra proviene del latin mollire que significa ablandar y suavizar.

La lista de emolientes es verdaderamente extensa, pues gran cantidad de líquidos, semisólidos, de naturaleza suave y calidad cosmética se han utilizado con esta finalidad. Últimamente se investiga y se utilizan ingredientes que por ser naturales sobresalen de entre los demás.

La elección está determinada por preferencia personal, tipo de piel, sensación grasa que se quiere aportar y apariencia de la película residual en la piel, también se toma en cuenta el precio y disponibilidad.

Además de la suavidad general, el emoliente puede alisar la superficie de la piel, llegando a reducir levemente la profundidad de algunas arrugas.

Los emolientes también sirven para lubricar la superficie de la piel, reduciendo la sensación áspera ocasionada por las células muertas en la capa más externa de la piel.

Los ingredientes con acción emoliente son varios, sobre todo está compuesta por sustancias líquidas, semilíquidas, hidrofílicas y por ceras de bajo punto de fusión, todos estos pueden ser de origen sintético o natural.

Entre los emolientes hidrosolubles más populares están la glicerina, sorbitol, propilenglicol y varios derivados etoxilados de lípidos.

En general, los emolientes se clasifican en dos:

Emolientes hidrofílicos: se caracterizan por su acción hidratante, ejemplos son glicerina, sorbitol, propilenglicol, polietilenglicoles y productos etoxilados.

Emolientes lipofílicos: mantienen el agua unida a la capa más externa de la piel por medio de la formación de una emulsión oleosa que impide la evaporación del agua. Generalmente son aceites (parafínicos, triglicéridos, aceite de ricino, de ajonjolí, de coco, etc.). Las ceras sintéticas o ésteres tales como miristato de isopropilo, palmitato de isopropilo y oleato de decilo también entran en esta categoría.

En las aplicaciones cosméticas se debe dar preferencia a emolientes de baja viscosidad porque favorecen la absorción cutánea y la dispersión de las emulsiones sobre la superficie de la piel. Como la viscosidad varía con la temperatura, lo ideal es encontrar ingredientes que presenten baja viscosidad a bajas temperaturas.

Principales tipos de emolientes:

  • Hidrocarburos grasos: aceites minerales, vaselina, parafina, ozoquerita, cera microcristalina, escualeno, entre otros.
  • Ácidos grasos: ácido láurico, ácido mirístico, ácido palmítico, ácido oléico, ácido linoleico, entre otros.
  • Alcoholes grasos: alcohol laurílico, alcohol cetílico, alcohol estearílico, alcohol mirístico, entre otros.
  • Esteres de ácidos grasos y glicerol: pueden ser glicéridos –mono y diglicéricos (mono y diesterato de glicerilo)–, y del tipo triglicérico, que son los aceites vegetales fijos. Por ejemplo, aceite de aguacate o de girasol.
  • Ceras: cera de abeja, cera de carnauba, cera de candelilla estearato de cetilo, entre otros.

A continuación se enlistarán algunos ingredientes comúnmente utilizados como emolientes en la industria cosmética, algunos de ellos son naturales, opciones viables en la fabricación de cosméticos:

  • Miristrato de isopropilo: favorece la penetración de principios activos en la piel, generalmente se utiliza para sustituir aceites vegetales en productos cosméticos. Colabora con el efecto emoliente. Resulta apropiado como componente oleoso en productos cosméticos en envases a presión.
  • Glicerina: funciona como un humectante capaz de atraer agua tanto del exterior como de las capas más profundas de la piel para llevarla hasta las capas más superficiales. La glicerina disuelta en agua suaviza la piel. Generalmente se combina con otros ingredientes emolientes, cuando se combina con lecitina, ácidos grasos o antioxidantes actúa favorablemente en el proceso de reparación cutánea.
  • Sorbitol: tiene propiedades humectantes beneficiosas para el cabello y la piel, ayuda impartir sensación de suavidad, acondiciona y ayuda a mantener los niveles de humedad de la piel.
  • Propilenglicol: en la industria cosmética es utilizado como vehículo emoliente, agente suavizante, modificador de viscosidad y humectante. Su aplicación en cosméticos es más amplio que la de otros productos, se incluye en desodorantes, antitranspirantes, champús, acondicionadores, cremas, entre otros.

Emolientes naturales

  • Manteca de karité: se encuentra entre las primeras 10 materias primas de origen natural utilizadas en cosmética. Es un emoliente natural, se puede obtener a partir de las nueces de karité. Suaviza y devuelve elasticidad a la piel, también hidrata, al ser oleoso no permite que el agua de la piel se escape. Esta sustancia se puede utilizar directamente o como parte de la composición de algún otro producto cosmético como en cremas corporales y cremas labiales.
  • Lanolina: proviene de las glándulas sebáceas de las ovejas, al cortar la lana se puede extraer lanolina y utilizarla en diversos productos. Es un emoliente natural y tiene la propiedad de suavizar la piel debido a que es rica en lípidos y contrarresta la falta de los mismos en pieles secas. Mantiene la hidratación corporal y penetra fácilmente en la piel.
  • Cera de abeja: tiene propiedades emolientes y se utiliza principalmente en la fabricación cremas hidratantes, la cera de abeja proporciona protección y permanece en la superficie de la piel y labios pues crea una capa protectora sin penetrar fácilmente en la piel. Evita la deshidratación de la piel. Te invitamos a conocer más sobre la cera de abeja en nuestro artículo de blog: “Cera de abeja: Materia prima natural para la industria”.
  • Aceites vegetales: los principales emolientes utilizados por su bajo costo. Son, además, alternativas al uso de grasas animales y derivados del petróleo. Algunos de ellos tienen vitaminas y todos tienen la propiedad de penetrar fácilmente en la piel. Brindan elasticidad y suavidad a la piel. En cosmética, han comenzado a tener mayor presencia el aceite de oliva, aceite de jojoba y aceite de almendra. Así mismo, el aceite de aguacate, aceite de coco y aceite de ricino son ingredientes tradicionalmente utilizados y que seguirán siendo importantes en la industria cosmética.

Así que, los emolientes provocan que la piel no pierda el agua que tiene, además brindan aspecto suave y flexible al reparar y volver más impermeable la barrera protectora de las capas superficiales de la piel.

Los emolientes pueden ser aditivos o principios activos en la fabricación de cosméticos, por ejemplo, cuando la acción suavizante es la función principal del cosmético, el emoliente debe considerarse como principio activo en lugar de aditivo.

Hoy en día, los emolientes naturales tienen mayor presencia en la industria gracias a su disponibilidad, efectos y costo.

Encuentra proveedores de este producto

Páginas relacionadas:

https://propilenglicol.com.mx

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario