Filtros para asegurar la calidad del aire

Cosmos . Farmacéutica y hospitalaria, Seguridad y mantenimiento 1915 1 Comentario

En ciertas industrias, como en la industria alimentaria o farmacéutica, el aire se considera una fuente de contaminación porque es un vehículo para el arrastre de partículas físicas, químicas y biológicas que pueden causar problemas en la fabricación de productos de consumo humano y repercutir en la salud.

Los contaminantes más comunes en el aire son: partículas de suciedad, óxido de metales, hollín, polen, cristales de sal, vapor de agua, vapor de aceite y diferentes tipos de microorganismos.

Una estrategia para evitar la entrada de contaminantes en un recinto es utilizar un adecuado filtro en el aire acondicionado que regule la calidad del aire.

El sistema de filtración es el responsable de permitir solo el paso del aire necesario, bloqueando las partículas de polvo y otros contaminantes.

Los filtros son dispositivos que eliminan y evitan el paso de ciertas partículas a través de él, generalmente están elaborados con papel, espuma, fibras sintéticas, algodón o metal, de acuerdo con el uso que se les dé.

En un sistema de aire se pueden usar dos filtros en serie (un prefiltro y un filtro posterior). Los prefiltros se utilizan para alargar la vida de los filtros de alta eficiencia, ayudando a capturar las partículas gruesas para que el filtro posterior capture concentraciones reducidas de polvo con menor tamaño de partícula.

Filtros HEPA

Los Filtros de Partículas de Aire de Alta Eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés), son filtros de alta eficiencia. De hecho, tienen 99.97% de eficiencia para la remoción de partículas con un tamaño mínimo de partícula de 0.3 micrómetros de diámetro. Están creados para evitar el paso de partículas que podrían atravesar por el resto de los filtros.

Se utilizan principalmente en quirófanos, cuartos limpios, laboratorios, turbinas y dentro de la industria.

Filtro electrostático

El filtro electrostático está fabricado de tal manera que cuando el aire atraviesa, se generan fuertes cargas electrostáticas. Lo que caracteriza a este tipo de filtros es la mezcla de poliuretano y polipropileno que se emplea en el material de filtración.

El material atrae a las partículas aéreas como un imán, por lo que permanecen ahí hasta que el filtro se limpia. Estos filtros son reutilizables.

Filtro de fibra de vidrio

Se construyen con filamentos de fibra de vidrio continuo, el adhesivo con el que se impregna apoya en la retención de partículas.

Este tipo de filtro es principalmente de uso residencial y comercial, pero también se encuentra en uso industrial cuando se requieren filtros planos desechables.

Filtro de carbón activado

El carbón activado ayuda a limpiar el aire, incluso puede remover olores y gases irritantes. Es el purificador de aire más común pues retiene olores, gases e impurezas. Tiene aplicaciones comerciales e industriales. Se utilizan donde la eliminación de olores es importante como en industrias petroquímicas, veterinarias, hospitales y restaurantes.

Filtro de bolsa

Son filtros de mediana y alta eficiencia. Se fabrican con fibras sintéticas porque son más resistentes que las fibras de vidrio y resisten la humedad. Son versátiles y es fácil encontrarlos en diferentes tamaños, de acuerdo con la capacidad que se requiera. Se utilizan como prefiltros o como filtros finales. Tienen aplicaciones industriales, son comunes en la industria automotriz, electrónica, alimenticia y textil.

Es importante mencionar que, para obtener un adecuado funcionamiento de los equipos, se deben limpiar los filtros con regularidad.

Más importante es el mantenimiento en los equipos donde se necesita ser cuidadosos en cuanto a la calidad del aire del recinto, pues los filtros son los responsables de purificar el aire que toman del exterior para enfriarlo –o calentarlo-.

De acuerdo con la ISO 14644:1999, una sala limpia es un área en la que se controla la concentración de partículas en el aire y que se construye de tal manera que reduce al mínimo la introducción, generación y retención de partículas dentro del área. También se controlan temperatura, humedad y presión si es necesario.

La misma norma clasifica los cuartos limpios de acuerdo con el número de partículas presentes por metro cúbico (Figura 1).

graficaaire
Figura 1. Número máximo permitido de partículas por metro cúbico.
Fuente: Elaboración propia con información de ISO 14644:1999.

Es en la industria farmacéutica donde se requieren los mayores niveles de pureza, la industria de alimentos y bebidas no tiene valores de referencia establecidos para una sala limpia pues para cada proceso y con base en el análisis de riesgos se determina qué nivel se requiere.

Finalmente, como referencia, se establece que las áreas de servicio deben ser clase 8; las áreas de procesos generales, clase 7; y las áreas de envasado y empaque, clase 5.

Los filtros para aire acondicionado tienen aplicaciones tanto industriales como hospitalarias y de oficinas. La adecuada selección de filtros ayudará a mantener la calidad de aire requerida en cada establecimiento donde se instalarán. Por lo tanto, los filtros son un elemento de gran relevancia en donde la calidad del aire es importante.

No olvidemos que es más económico prevenir la entrada de contaminantes que eliminarlos una vez que entren.

Encuentra proveedores de este producto

Páginas relacionadas

http://filtrodeaireacondicionado.com

http://www.mantenimiento-aire-acondicionado.com

http://refaccionesypartesparaaireacondicionado.com

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

Deja un comentario


− dos = 1