Historia y panorama de la industria del calzado en México

Cosmos . Química y petroquímica, Textil y calzado 2389 2 Comentarios

La industria del calzado es muy diversa debido a que abarca gran variedad de materiales como cuero, tela, caucho y plástico. Esto significa que se relaciona directamente con diversos sectores industriales.

La importancia de esta industria para el país radica en que los productos que ofrece se distrubuye principalmente entre clientes nacionales, ya que los productos poseen características de alta calidad y durabilidad a la vez que tienen precios bastante accesibles, estas características los convierte en mercancías muy competitivas.

Los primeros datos que se tienen en cuanto a la fabricación del calzado en México datan del siglo XVII. Desde entonces la ciudad de León, en Guanajuato, se ha distinguido por concentrar la industria del calzado.

La primera fábrica de zapatos formal de la que se tiene registro comenzó a trabajar en 1872 y para el año de 1900, el 17% de la población económicamente activa de México laboraba en la industria del cuero en cualquiera de sus formas, a pesar de la inundación que sufrió la ciudad de León, Guanajuato en 1888.

La consolidación de la industria del calzado en Guanajuato llegó con la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos fue uno de sus principales consumidores. Para 1941, 47.39% de la población económicamente activa se dedicaba a esta actividad y la ciudad de León contaba con 1,315 establecimientos dedicados a la misma.

En el periodo de la posguerra, las exportaciones al mercado foráneo fueron decayendo, por lo que el sector se ajustó al mercado nacional. Eso es parte de lo que suceede en la actualidad, las ventas se concentran en el mercado interno.

Alrededor del año 1990, se producían 70 millones de pares al año y se contaba con 73,439 trabajadores en ese empleo directo, y para lograr que el sector se posicionara como productor reconocido a nivel global, se tuvieron que tomar acciones para impulsarlo, mismas que procuraron llevar a cabo empresarios, cámaras, centros de investigación y gobierno.

Por otro lado, al mismo tiempo que disminuyeron las exportaciones, las importaciones aumentaron. Tan sólo de 2000 a 2004, crecieron cuatro veces mientras que las exportaciones disminuyeron 40% en el mismo periodo.

Actualmente, la industria del calzado en México está compuesta por 8225 fábricas de calzado, de las cuales el 67% se encuentran en Guanajuato, 20% en Jalisco y el 13% en Distrito Federal, Estado de México, Yucatán, Michoacán y Puebla. La industria produce 240 millones de pares al año y el consumo per cápita en México es de 2.7 pares

La industria del calzado emplea alrededor de 112,727 personas, de las cuales, el 61% son hombres y el 35% son mujeres, en conjunto corresponden a 2.4% del total de la ocupación de las Industrias manufactureras, según los Censos Económicos 2009.

También, de acuerdo con esta información, al adquirir insumos para la fabricación de calzado, se estima que esta industria genera 17 mil empleos con sus proveedores. Las empresas del calzado representan 1.7% del total de la Industria manufacturera y la producción, 0.5 por ciento.

El tipo de calzado que más se fabrica en México es el de corte de piel y cuero. Es decir, la fabricación de este tipo de calzado representó el 73.3% del personal ocupado. En cuanto a la producción, 78% es de corte de piel y cuero y 10.2% de calzado de plástico. La fabricación de calzado se relaciona directamente con la curtiduría.

Ahondando un poco en la industria de la curtiduría, esta ha crecido a un mayor ritmo que el la industria del calzado. En el periodo entre 2012 y 2014, la actividad de curtido y acabado de piel tuvo un crecimiento de 70%, mientras que la fabricación de calzado creció 12%.

Parte del crecimiento del sector curtiduría se debe a que ha diversificado su mercado, en específico hacia la industria automotriz. A pesar de esto, la curtiduría siempre seguirá siendo el principal socio de los zapateros.

La mayoría del calzado fabricado en México es para consumo nacional, el cual representa el 87% de la producción total, mientras que las exportaciones representan el 8.7% de la producción.

Las exportaciones de calzado a partir de 2010 se comportaron ascendentemente, el ritmo de crecimiento de 2010 a 2012 se encontró por arriba del 20%. Sin embargo, en los primeros cinco meses de 2014 las exportaciones bajaron 10.3% con respecto al mismo periodo de 2013.

Desde la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, la mayor parte de las exportaciones se destinan a ese país. Por ejemplo, en el 2012, el 70% de las exportaciones se destinaron a EUA; aunque otros países a los que también se exporta son Japón, Canadá, Cuba y Centroamérica.

Por otro lado, las importaciones mayormente provienen de Vietnam, China e Indonesia. Los productos que más se importan son calzado con parte superior de textil que representan 32.9% del total de importaciones de calzado en 2013.

En cuanto al tamaño de los establecimientos, los microestablecimientos representan el 78% de las unidades económicas, mismos que generaron el 6.2% de la producción bruta total. Las grandes empresas generan el 40% de la producción total, el resto se distribuyen en pequeñas y medianas empresas.

En general, entre los gastos más importantes para producir calzado se encuentran los insumos provenientes de la actividad del curtido y acabado de cuero y piel; le siguen los costos de productos de hule, de resinas y hules sintéticos, y fibras químicas y los gastos de los insumos provenientes de la propia Industria del calzado, según la Matriz de Insumo Producto del INEGI.

En el ámbito internacional, China cuenta con el 87% de la producción mundial de calzado, seguido de India y Brasil. México se encuentra en el octavo lugar de los países productores de calzado.

Como dato adicional, en 2013, el sector tuvo un reconocimiento como calzado de interés por su alto valor agregado en países como Japón, Alemania y España.

Los productos que la industria del calzado genera tienen características óptimas para exportar, es por eso que el sector debe diversificar su mercado y aprovechar la calidad y capacidad con la que cuenta.

Es importante mencionar que la industria del calzado se fortalece gracias a otras ramas del sector manufacturero debido a que las materias primas que utiliza provienen de diversas fuentes.

Finalmente, recordemos que los productos fabricados por la industria del calzado en nuestro país tienen mayor calidad que los provenientes de China, así que, consumamos el producto nacional.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (2)

  • Pilar Montorio

    |

    Gracias por este articulo, muy bien explicado y detallado. Muy fácil de comprender, te felicito haces excelentes y muy interesantes artículos!

    Responder

Deja un comentario


− uno = 4