Huella verde

Cosmos . Artes gráficas, impresión y edición, Construccion, Química y petroquímica, Recubrimientos, Seguridad y mantenimiento 2512 Sin comentarios

Cada vez que utilizamos un producto no solemos pensar en la cantidad de recursos naturales que fueron necesarios para fabricarlo y hacerlo llegar a nuestras manos. Desde el origen de la materia prima, la energía requerida (usualmente no renovable) para transformarlo, el transporte y hasta la energía que utiliza la tienda en la que lo compramos, de esto se trata la huella verde.

Existe formalmente una definición que se utiliza en Biología para hacer el cálculo de la huella verde: es un indicador ambiental de carácter integrador del impacto que ejerce una cierta comunidad humana (país, región o ciudad) sobre su entorno, considerando tanto los recursos necesarios como los residuos generados para el mantenimiento del modelo de producción y consumo de la población.

La filosofía del cálculo de la huella ecológica tiene en cuenta los siguientes aspectos:

  • Para producir cualquier producto, independientemente del tipo de tecnología utilizada, se necesita un flujo de materiales y energía, producidos en última instancia por sistemas ecológicos.
  • Son necesarios sistemas ecológicos para reabsorber los residuos generados durante el proceso de producción y el uso de los productos finales.
  • El espacio que se ocupa con infraestructuras, viviendas, equipamientos, etcétera; que reduce así las superficies de ecosistemas productivos.

Las actividades vinculadas a la huella ecológica son:

1. Alimentación: superficies necesarias para la producción de alimentación vegetal o animal, incluyendo los costos energéticos asociados a la producción.

2. Vivienda y servicios: zonas demandadas por el sector doméstico y servicios, sea en forma de energía o terrenos ocupados.

3. Movilidad y Transportes: áreas asociadas al consumo energético y terrenos ocupados por infraestructuras de comunicación y transporte.

4. Bienes de consumo: superficies necesarias para la producción de bienes de consumo, sea en forma de energía y materias primas para su producción, o bien, terrenos directamente ocupados para la actividad industrial.

No existe hoy un espacio natural en el que no se haya sentido el impacto del ser humano por medio de las actividades que realiza y que poseen una incidencia espacial en términos de territorio, biomasa y aguas. En el transcurso del proceso socio- histórico, el ser humano ha desarrollado su capacidad de alterar o degradar el ambiente de forma inconsciente o premeditada.

De acuerdo con el autor Paul Hawken en su libro Natural Capitalism debemos transitar por cuatro etapas hacia la construcción de una sociedad sustentable, comenzando por la eficiencia, para posteriormente incorporar tecnología en todos los aspectos posibles, hacer al máximo un re-direccionamiento de todos los flujos de nutrientes y materiales para finalmente procurar la regeneración del capital natural. Pero, de acuerdo al autor, la más importante de las cuatro etapas es la eficiencia, dicho concepto significa alcanzar una productividad radical en el uso de los recursos, no sólo mediante la obtención de los máximos resultados con la utilización mínima de recursos, sino también evitado su consumo innecesario.

Una manera de ejemplificar estas ideas es el papel: la mayor parte de la producción de papel en el mundo se realiza de una manera no sustentable; para producir casi todo el papel que empleamos para imprimir textos y documentos hay que talar bosques y destruir ecosistemas, además hay que utilizar enormes cantidades de agua, provocando la sobreexplotación de los mantos acuíferos en el proceso de manufactura, además el líquido se contamina con químicos y blanqueadores que en la gran mayoría de los casos son reintegrados al medio ambiente en caudales sin recibir tratamiento adecuado, provocando la contaminación de los cuerpos de agua. Posteriormente, el papel hubo de transitar a lo largo de toda la cadena de producción requiriendo enormes cantidades de energía para desplazarlo en diferentes tipos de trasporte, emitiendo gases a la atmosfera que la contaminan y causan efecto invernadero. Finalmente el papel logra alcanzar su destino final en establecimientos comerciales que requieren energía para funcionar.

Cuando la hoja de papel llega finalmente a nuestra impresora ya ha causado una huella mínima 20 veces mayor a su masa por el flujo de desechos y materiales requeridos para su manufactura, además de haberse perdido un sinnúmero de servicios ambientales vitales para nuestra supervivencia tales como la producción de oxígeno, la captura de CO2, la regulación de la temperatura y la recarga de mantos acuíferos, debido a que los bosques debieron ser talados para obtener la materia prima necesaria para producirlo.

Con este ejemplo se puede llegar a la conclusión de que usar hojas recicladas no es lo más importante, lo verdaderamente trascendente es la decisión de que algo deba ser impreso, a esto se refiere la eficiencia.

De acuerdo a los últimos estudios, a nivel global, los habitantes del mundo estamos consumiendo más recursos y generando más residuos de los que el planeta puede admitir y generar.
Pequeñas acciones, sobre todo en términos de eficiencia, pueden ayudar a disminuir la huella verde que estamos dejando, acciones como:

  • Disminuir el uso del automóvil.
  • Promover el consumo local (ahorrando enormes cantidades de energía debido al transporte). Esto incluye el mercado doméstico, pero tiene mayor importancia para los del comercio y la industria.
  • Cambiar focos ahorradores, pero sobre todo, mantener luces apagadas en caso de que no haya ninguna persona utilizándolas persona.
  • No consumir agua embotellada, el uso de filtros es una excelente opción.
  • Tomar baños rápidos.

Debido a que en la naturaleza no hay premios ni castigos, sino solamente consecuencias, debemos comprender que está en nuestras manos dejar de construir consecuencias; para ello, tenemos que empezar ya con el cambio de códigos culturales y valores en aras de construir una nueva sociedad basada en ciudadanos con pleno ejercicio de su responsabilidad con el mundo que les rodea.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


9 − = ocho