Novedosas técnicas de teñido de textiles

Cosmos . Materiales y maquinado, Recubrimientos, Textil y calzado 1142 Sin comentarios

Ya se ha hablado acerca de la contaminación que genera la industria textil, sobre todo en el agua. Por ejemplo, derivado de las técnicas actuales de teñido, se gastan hasta 30 litros de agua en una sola camiseta, además de la enorme cantidad de químicos que terminan en los afluentes. Para mitigar este impacto han surgido novedosas técnicas que no utilizan agua en el proceso de teñido de textiles, o bien, reducen significativamente su consumo, una muy buena noticia para el medio ambiente.

Desde 1994 se patentó la técnica Colordry, esta tecnología permite teñir las telas en seco, utilizando CO2 (bióxido de carbono) en lugar de agua. En febrero de 2012, dos grandes empresas transnacionales (Nike e Ikea) entraron en el capital de DyeCoo Textile Systems (empresa Holandesa creadora de dicha tecnología).

Otra ventaja que ofrece este tipo de tecnología es que reduce hasta un 40% de la energía utilizada.

En Taiwan, la empresa Far Eastern New Century Corp. (subcontratista), ya puso en marcha el diciembre pasado una unidad de producción que integra la técnica Colordry.

Además existe la tecnología llamada ColorZen desarrollada en Estados Unidos que, partiendo de cambios en la composición molecular del algodón, este puede absorber el teñido/tinta más rápidamente, esta tecnología está basada en un pre-tratamiento de la tela, ahorrando 90% de agua, 75% de energía y lo más importante, no requiere el uso de químicos tóxicos.

La tecnología AirDye (también desarrollada en Estados Unidos), transfiere el teñido a las telas a través de la utilización de calor en portadores de papel, utilizando 95% menos agua ahorrando el 86% de energía. Esta tecnología puede aplicarse a telas tan delicadas como el chiffon. Para la utilización de esta tecnología es necesario contar tanto con el software, como el hardware correspondiente.

Estas tres tecnologías ya están en el mercado, las grandes compañías serán sin duda las que puedan acceder primero a ellas, pero son también estas industrias las mayores contaminadoras y consumidoras de agua. Al paso de los años y mientras más se exija el respeto al medio ambiente, dichas tecnologías seguramente podrán ser una alternativa real para las industrias más pequeñas. De masificarse el uso de estas técnicas y maquinarias los expertos hablan ya de una “revolución industrial” en el sector textil.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario