Construyen computadora con nanotubos de carbono

Viernes, 27 de Septiembre de 2013

Ingenieros de la Universidad de Stanford han construido, por primera vez, un equipo cuyo procesador central se basa enteramente en nanotubos de carbono. Según sus creadores, la computadora es lenta y simple, pero demuestra que la electrónica de nanotubos de carbono es un reemplazo potencialmente viable para el silicio cuando alcance su límite en circuitos electrónicos cada vez más pequeños.



Ingenieros de la Universidad de Stanford han construido, por primera vez, un equipo cuyo procesador central se basa enteramente en nanotubos de carbono. Según sus creadores, la computadora es lenta y simple, pero demuestra que la electrónica de nanotubos de carbono es un reemplazo potencialmente viable para el silicio cuando alcance su límite en circuitos electrónicos cada vez más pequeños.

El procesador de nanotubo de carbono es comparable en capacidad al Intel 4004, el primer microprocesador de esa compañía, que fue lanzado en 1971, dice uno de los ingenieros, Subhasish Mitra. El equipo, cuya creación se explica en la revista 'Nature', cumple una simple instrucción de software llamada MIPS, que permite combinar múltiples tareas (contar y clasificar los números) y realizar un seguimiento de ellos, así como recuperar los datos y enviarlos de vuelta a la memoria externa.

El procesador de nanotubo se compone de 142 transistores, cada uno de los cuales contiene nanotubos de carbono que son alrededor de 10 a 200 nanómetros de largo. El grupo de Stanford dice que ha hecho seis versiones de ordenadores de este tipo, incluyendo uno que puede ser conectado a un teclado numérico externo.

Cada transistor de nanotubos es más rápido y más eficiente energéticamente que los de cualquier otro material, como el silicio. En el trabajo teórico también sugiere que un ordenador de nanotubos de carbono sería en cuanto a energía que los mejores equipos de silicio.

Otra de las ventajas mencionadas es que la capacidad del nanomaterial para disipar el calor permite que los ordenadores de nanotubos pudieran correr vertiginosamente rápido, sin calentar, un problema que fija los límites de velocidad en los procesadores de silicio en los ordenadores actuales.

"Esta es una demostración excelente para personas de la comunidad electrónica que han dudado de nanotubos de carbono", ha señalado otro de los autores, Aaron Franklin.

Fuente: EP
Boletín de Negocios
Eventos Industriales