Garantizar una hacienda pública competitiva, Funtanet

Miércoles, 06 de Noviembre de 2013

Francisco J. Funtanet Mange, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó que para la industria confederada del país el tema de la Reforma Hacendaria es capítulo cerrado.



Francisco J. Funtanet Mange, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó que para la industria confederada del país el tema de la Reforma Hacendaria es capítulo cerrado.

"Gracias a una intensa labor de cabildeo por parte de los fiscalistas de Concamin ante autoridades hacendarias y legisladores, se lograron grandes avances para garantizar una hacienda pública de beneficio a la competitividad de nuestros sectores y empresas. Es cierto, aún existen asignaturas pendientes, que se trabajarán de manera específica y particular", señaló el Presidente de Concamin.

Funtanet Mange señaló que mantuvieron una actitud proactiva ofreciendo sus puntos de vista y propuestas específicas para enriquecer el contenido de la reforma y revisar aquellos puntos que podían generar daños innecesarios a la planta productiva nacional.

Indicó que no tienen facultades para ampararse como Confederación en contra de alguna disposición contenida en la reforma; sin embargo, hay sectores integrados a ésta, que probablemente y de manera particular hagan uso de este recurso.

El líder de los industriales del país señaló que, ahora, el tema prioritario en la agenda industrial y económica nacional es el de la Reforma Energética.

"Es muy importante, para el crecimiento de la economía y competitividad mexicana, la aprobación en breve de una Reforma Energética integral, con cambios constitucionales que garanticen por una parte la rectoría del Estado sobre los recursos de la nación, y por la otra aumentar la capacidad de PEMEX y CFE, con la participación de la iniciativa privada".

Estos cambios, en materia de Crudo, Gas, Petroquímica y Petrolíferos, a los artículos 27 y 28 Constitucionales, y la Ley Reglamentaria del 27, deberán ser para:

Mantener el dominio en manos de la nación, liberar dentro de lo que marca la ley el otorgamiento de Concesiones y Contratos para la explotación de hidrocarburos. Lo anterior para permitir al sector privado invertir en aguas profundas y establecer un régimen de concesiones para la explotación de lutitas.

Reclasificar Petróleo, Hidrocarburos y Petroquímica (de “Estratégicas” a “Prioritarias”), para permitir concurrencia de sectores público y privado.

Establecer la obligatoriedad para que Pemex continúe participando en las Ventas de Primera Mano hasta que, a juicio de la Comisión Federal de Competencia, existan condiciones de competencia efectiva. Lo anterior para dar certeza en el suministro de gas natural.

Crear una Comisión de Infraestructura Energética a nivel constitucional, como un organismo nacional independiente, con autonomía técnica y operativa, responsable de las funciones de planeación de largo plazo, y coordinación de los sistemas de gasoductos; y que determine los casos en los que Pemex deba de construir la infraestructura que resulte prioritaria para el desarrollo nacional.

Redefinir el concepto de industria petrolera considerando que en la misma pueden concurrir los sectores Público y Privado, eliminando la clasificación de Petroquímica Básica, lo cual implica liberarla totalmente a la inversión privada, y con ello generar las condiciones de certeza jurídica y operativa para la realización de contratos de largo plazo. Así se podrá también aumentar la recuperación de líquidos asociados al gas, para aumentar la disponibilidad de insumos petroquímicos.

Permitir concurrencia de los sectores social y privado, para construir y operar ductos, instalaciones y equipos, y prestar servicios de transporte, almacenamiento y distribución de hidrocarburos.

Ampliar la participación privada en Refinación: por medio de la construcción de ductos, terminales de almacenamiento y reparto, y servicios principales (agua, vapor, electricidad, nitrógeno, hidrogeno), e Infraestructura marítima.

Para el líder de los confederados, de concretarse una Reforma Energética acorde con las necesidades del país, la economía mexicana podría elevar entre 1 y 1.5 puntos porcentuales su ritmo de crecimiento anual, y se generarán cerca de medio millón de empleos adicionales durante este sexenio, por lo cual hizo un llamado a las distintas fracciones parlamentarias a asumir con responsabilidad y espíritu constructivo la discusión de esta Reforma, y concretarla a la brevedad.

Fuente: Con información de Concamin
Boletín de Negocios
Eventos Industriales