BI-Lilly llama a tomar medidas contra la diabetes

Miércoles, 13 de Noviembre de 2013

La diabetes se ha convertido en una epidemia mundial por los altos índices de mortalidad y la creciente demanda de servicios que ha generado en la última década.



La diabetes se ha convertido en una epidemia mundial por los altos índices de mortalidad y la creciente demanda de servicios que ha generado en la última década.

Sin embargo, está demostrado que llevar un estilo de vida saludable puede evitar su desarrollo, mientras que el control efectivo de los niveles de glucosa en sangre reduce el riesgo de complicaciones en quienes ya la padecen, indicó la Dra. María Elena Sañudo, Gerente Médico de Boehringer-Ingelheim.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, a celebrarse el próximo 14 de noviembre, dijo que en México este padecimiento afecta a más de 10 millones de adultos mayores de 20 años debido a un incremento de factores de riesgo como obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, alimentación rica en grasas y tabaquismo. Desafortunadamente, por cada paciente diagnosticado existe otro que no lo sabe.

Es por esta razón que a partir de enero de 2011, Boehringer Ingelheim y Eli Lilly and Company mantienen una alianza en el campo de esta enfermedad para el desarrollo de cuatro compuestos que representan a varias de las clases terapéuticas de tratamientos.

La alianza aprovecha los éxitos de ambas empresas y su liderazgo en la industria farmacéutica internacional, al combinar los sólidos antecedentes de Boehringer Ingelheim y de Eli Lilly en lo concerniente a innovación basada en investigación, además de su experiencia e historia como pionera en el campo de la diabetes.

Al unir fuerzas, las empresas refrendan su compromiso con la atención de un problema de salud mundial como es la diabetes, manteniéndose unidas para concentrarse en las necesidades de los pacientes.

La alianza global entre Boehringer-Ingelheim y Eli Lilly hace un llamado a autoridades de gobierno, comunidad médica y sociedad a unir esfuerzos para sensibilizar a la población sobre la importancia de prevenir, diagnosticar y tratar un mal que afecta a 371 millones de personas en el mundo.

Esta alianza es la más importante en su tipo entre dos compañías farmacéuticas líderes a nivel mundial y busca ofrecer, a través de la innovación y desarrollo de nuevas moléculas, tratamientos capaces de cubrir las necesidades insatisfechas de los pacientes o solucionar problemas de salud que antes eran inalcanzables.

Carlos Baños, Presidente y Director General de Eli Lilly, indicó que desde su creación, la alianza BI-Lilly ha tomado medidas para hacer frente a esta enfermedad crónica, debilitante y costosa mediante el desarrollo de insulinas y antidiabéticos inteligentes, así como la puesta en marcha de programas de educación en diabetes para el paciente y poblaciones de riesgo.

Con estas acciones “la alianza ha fortalecido su capacidad de respuesta para brindar, a los más de 10 millones de mexicanos con diabetes mellitus tipo 2. Pero su manejo no sería posible sin la creación de políticas públicas que permitan un mayor control del problema a través de la creación de un modelo de atención integral con cobertura universal, sustentabilidad financiera y énfasis en la promoción y prevención de la salud de los pacientes”, sostuvo Miguel Salazar, Presidente y Director General de Boehringer-Ingelheim México.

De esta manera, modelos de experiencia y liderazgo como éste hacen que los recursos se concentren en la atención de los pacientes para ofrecer importantes beneficios sobre su salud y calidad de vida. “Recordemos que conocer y entender la diabetes y sus factores de riesgo puede ayudar a prevenir su desarrollo, evitar posibles complicaciones y potencialmente salvar miles de vidas, que es el objetivo final de BI-Lilly para proteger a las nuevas generaciones” , concluyó.

Datos

La diabetes se ha convertido en una epidemia mundial por los altos índices de mortalidad y la creciente demanda de servicios que ha generado en la última década.

En México, este padecimiento afecta a más de 10 millones de adultos mayores de 20 años debido a un incremento de factores de riesgo como obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, alimentación rica en grasas y tabaquismo.

9 de cada 10 pacientes no alcanzan sus objetivos glucémicos con los medicamentos actuales, por lo que tienen más riesgo de sufrir infarto cardiaco, ceguera, falla renal, amputación de las extremidades y muerte prematura.

Cada año, la diabetes cobra la vida de 80 mil mexicanos.

Tan sólo un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública de México (INSP) revela que en el 2010 el costo de la diabetes tipo 2 en el país fue por alrededor de 8 mil millones de dólares, por lo que de no implementar acciones para frenar su evolución, este padecimiento podría llevar a un colapso presupuestal y a la saturación de los servicios de salud en los siguientes años.

Fuente: Redacción
Boletín de Negocios
Eventos Industriales