Acuerdo con Argentina dispara acciones de Repsol

Martes, 26 de Noviembre de 2013

Las acciones de Repsol se dispararon este martes en la bolsa de Madrid tras el anuncio de un acuerdo con Argentina por la expropiación de YPF que permitirá a la petrolera española cerrar un conflicto que también le valió tensiones con la mexicana Pemex.



Madrid.- Las acciones de Repsol se dispararon este martes en la bolsa de Madrid tras el anuncio de un acuerdo con Argentina por la expropiación de YPF que permitirá a la petrolera española cerrar un conflicto que también le valió tensiones con la mexicana Pemex.

El acuerdo, alcanzado el lunes por la tarde en Buenos Aires, debe ser examinado el miércoles por el consejo de administración de Repsol, pero los inversores en Madrid ya dieron por descontado que será aceptado.

La acción de la petrolera española se disparaba 4.82% a 19.34 euros a las 12H17 GMT en un mercado en alza de 0.39 por ciento.

Reunidos en la mayor discreción, el nuevo ministro de Economía argentino Axel Kicillof, el ministro español de Industria José Manuel Soria y el director general de la empresa pública Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, llegaron a un principio de acuerdo para indemnizar a Repsol por la expropiación del 51% de YPF en abril de 2012.

Este "implicará fijar el monto de la compensación y su pago con activos líquidos y que ambas partes desistirán de las acciones legales en curso", informó el gobierno de Cristina Kirchner en un comunicado.

Según fuentes cercanas al dossier, la compensación sería de unos 5,000 millones de dólares, lejos de los 10,000 millones que reclamaba la petrolera española pero sustancialmente mejor que una primera propuesta, rechazada por Repsol en junio y que YPF negó haber hecho de forma "oficial" aunque reconoció que "hubo conversaciones".

El acuerdo, recibido positivamente a ambos lados del Atlántico, puede poner fin a año y medio de tensiones entre los gobiernos de Argentina y España.

Su aprobación cerraría un conflicto por el que Repsol denunció a Argentina ante el CIADI, organismo de arbritaje internacional dependiente del Banco Mundial, y las justicias de Estados Unidos, España y Argentina y que había acabado por irritar a Pemex, propietario del 9.34% de la petrolera española.

Lozoya había criticado el 5 de noviembre la gestión de Repsol y 15 días más tarde arremetió directamente contra su presidente, Antonio Brufau, acusándolo de tener un sueldo muy elevado.

Según el diario español El Economista, YPF y Pemex se habían aliado para llevar a cabo una "operación de acoso" a Brufau con la intención de "lograr que Pemex pueda participar en el yacimiento argentino de Vaca Muerta".

Descubierto por Repsol a finales de 2011 y con reservas estimadas en 22,800 millones de barriles de petróleo, este megayacimiento de hidrocarburos no convencionales de 30,000 km2 en las provincias de Neuquén y Mendoza, es la principal manzana de la discordia en todo este asunto.

El proyecto precisa una enorme inversión de la que Argentina no dispone por lo que, en los últimos meses, YPF firmó convenios de explotación con las estadounidenses Chevron y Dow Chemical, la alemana Wintershall y la chino-argentina Bridas.

Brufau, que desde el primer momento atribuyó la expropiación al enorme potencial de este activo, amenazó con demandar a toda petrolera que invirtiese en él. Un problema que ahora desaparecería con el acuerdo de compensación.

Se terminarían también los dolores de cabeza de Repsol, que tras la expropiación de YPF emprendió una estrategia de venta de activos para recentrar su actividad en la exploración y explotación de nuevos yacimientos con inversiones de 19,000 millones de euros en el período 2012-2016.

En los primeros seis meses del año, el grupo español descubrió nuevos yacimientos de petróleo en Alaska, Brasil, Rusia y Argelia y siguió desarrollando una "intensa campaña de exploración en Brasil, Canadá, Estados Unidos, Libia y Colombia", había anunciado en julio.

El principio de acuerdo llega poco más de una semana después de la reaparición pública de Kirchner tras sus problemas de salud y de una remodelación ministerial que puso a las riendas de Economía a Kicillof, quien jugó un papel clave en la estatización de YPF, acusando a Repsol de no invertir lo suficiente en un país con déficit energético.

"La meta es recuperar la soberanía energética", dijo Kirchner en su reaparición.

Argentina destinó unos 12,000 millones de dólares a importación de hidrocarburos en 2012 y se prevé una cifra similar para este año.

Fuente: AFP
Boletín de Negocios
Eventos Industriales