Sector del envasado reunido en Expo Pack México

Miércoles, 19 de Junio de 2013

Desde hace 29 años, Expo Pack México ha reunido a las empresas y proveedores internacionales que acercan las tendencias mundiales en maquinaria, equipos, procesamiento de alimentos, conversión, componentes y materiales del sector de envasado y procesamiento para América Latina.



Desde hace 29 años, Expo Pack México ha reunido a las empresas y proveedores internacionales que acercan las tendencias mundiales en maquinaria, equipos, procesamiento de alimentos, conversión, componentes y materiales del sector de envasado y procesamiento para América Latina.

Durante la inauguración del evento, Enrique Guzmán Sánchez, Director de Expo Pack México y PMMI Latinoamérica, señaló que “este año contamos con la participación de más de mil expositores de 31 países y ocho pabellones internacionales, que exhibirán tecnología de clase mundial en un espacio de 18 mil metros cuadrados netos. Con esta amplia oferta para las empresas latinoamericanas, esperamos la asistencia de más de 25 mil compradores calificados”.

Hiram Cruz, director general de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE), refirió que en nuestro país el 55% de la demanda de envases corresponde al sector de alimentos y bebidas, 15% al sector de los cosméticos, el 15% al farmacéutico, en tanto que el 15% restante corresponde a otros productos de consumo.

“El sector generó 70 mil empleos directos y alrededor de 380 mil indirectos en 2012, mientras que el valor de la producción ascendió a 12 mil 773 millones de dólares (mdd), lo que significa un aumento del 15% en relación a 2011. Así mismo, el consumo nacional sumó más de 10 millones de toneladas (mdt) con un consumo per cápita de 91.2 kilogramos”, afirmó el director de AMEE.

Durante 2012, la participación del sector de envase y embalaje representó el 1.6% del PIB nacional, el 8.7% del PIB manufacturero y el 5.4% del PIB industrial.

Expo Pack México, espera este año la presencia de más de 25 mil compradores especializados de las industrias de alimentos y bebidas, automotriz, textil, cuidado personal y farmacéutica, que encontrarán opciones de comercialización con los 1,000 expositores provenientes de 31 países.

La industria del envase y embalaje trabaja en estrecha relación con estos sectores para apoyarlos en sus necesidades.

Tal es el caso de la industria cosmética y de productos para el hogar, quien en 2012 logró un aumento en ventas del 6%, alcanzando un valor de mercado de 14 mil mdd, equivalente a 1.23% del PIB; logrando romper el récord de superávit en cosméticos y aseo al alcanzar los 1,700 mdd.

Este sector se ha visto afectado por la piratería, debido a la reproducción de las mercancías o rellenado de los envases, por lo que han recurrido a los sistemas de trazabilidad, opciones de tintas termodinámicas, materiales flexibles, envases inteligentes y maquinaria sustentable.

“Los consumidores antes de realizar una compra deben asegurarse que el envase, el empaque y los sellos de seguridad no hayan sido violados y que el etiquetado cuente con información completa, clara y en el idioma del país en el que se comercializa”, destacó Laura Bonilla, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria del Cuidado Personal y del Hogar (CANIPEC).

En este sentido, la industria del envase y embalaje presenta una oportunidad para materiales, maquinaria, etiquetado y códigos de seguridad, que garantizan el resguardo de los productos, su distribución y diferenciación.

En lo que corresponde al sector alimenticio, las exigencias de una población que está en constante movimiento, han orillado a facilitar el consumo de los productos, ocasionando la reducción de conservadores mediante el empleo de materiales que aumenten la calidad del producto y la fabricación de envases que ofrezcan raciones aptas para una dieta adecuada.

Entre tanto, la industria farmacéutica se encuentra estrechamente ligada a las innovaciones en trazabilidad, que permiten conocer el proceso de producción y distribución de los productos, facilitando el retirar del mercado las mercancías que puedan perjudicar la salud de los consumidores e incluso la reputación de las marcas, afectadas por una deficiencia en el control de calidad.

En el tema de la sustentabilidad, encontramos empaques biodegradables, que permiten ser procesados para el reciclado de los mismos, así como la reducción de materiales para su fabricación.

De acuerdo a la Asociación Impulso Orgánico, en los últimos diez años, la producción de orgánicos en México registró un aumento de 33,587 productores a 169,570; derivado de esto, la venta de productos orgánicos anual, ha crecido 20%.
Por lo que los envases son ahora parte del producto, al garantizar el no uso o el uso mínimo de conservadores, facilitando el consumo y la preparación.
La producción de un envase o empaque debe considerar el diseño, pues este debe tener el costo óptimo de fabricación que a la vez sea compatible con los requerimientos de protección del producto y del medio ambiente.

Existe la tendencia de convertir a los envases tradicionales en amigables con el medio ambiente, a los que se les denomina empaques activos, mismos que contienen antioxidantes, enzimas, saborizantes, nutracéuticos, agentes antimicrobianos, así como absorbentes de oxígeno y humedad.

Según datos de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE), en 2012 la producción nacional de envases y empaques registró en 2012, índices en toneladas de 37% en vidrio, 26% en papel y cartón, 19% en plástico, 11% en madera y 7% en elaboración de envases metálicos.

Fuente: Redacción
Boletín de Negocios
Eventos Industriales