Publicado el 01/Dec/2021

 

Presente en casi todos los sectores industriales, el ácido sulfúrico (H2SO4) es uno de los productos químicos más comunes en la industria manufacturera y, aunque su uso está ampliamente extendido, se trata de un compuesto corrosivo y altamente reactivo que requiere de una manipulación especializada y de capacitación continua para los operarios.

Generalmente, el ácido sulfúrico se observa como un líquido viscoso, ligeramente aceitoso, transparente o un poco amarillento. Tiene un olor particular relacionado con los compuestos de azufre y, dependiendo de su concentración ese aroma puede ser más o menos fuerte.


Debido a sus características especiales el transporte y comercialización debe realizarse por empresas especializadas. En Galvano química contamos con todos los protocolos y certificaciones que nos permiten comercializar ácido sulfúrico.

Ofrecemos proveeduría especializada en productos químicos ¡Contáctanos aquí!

Ácido sulfúrico e industria petroquímica

El proceso para la producción de ácido sulfúrico requiere del método de contacto por oxidación de dióxido de azufre. Este último, obtenido, principalmente, de la combustión de azufre o sulfuros metálicos como la pirita.

Posteriormente, es posible producir ácido sulfúrico en una concentración de hasta el 99%, sin embargo, debido a la pérdida de óxido de azufre, cerca del punto de ebullición, y a la consecuente producción del azeótropo con 98.3 % de agua, lo más común es que el producto concentrado se almacene y comercialice como una solución al 98%.

Una de las aplicaciones más importantes del H2SO4 está en la industria petroquímica donde funge como catalizador en la reacción de obtención de isooctano, un compuesto que forma parte de la gasolina como componente antidetonante de la formulación.

También es muy importante en la producción de aceites secantes, queroseno y parafina.

Galvanoquímica es líder en México en la distribución de ácido sulfúrico y otros productos químicos industriales como ácido nítrico , cloruro de níquel , ácido bórico y sosa cáustica.

Nuestros expertos están listos para asesorarte ¡Haz contacto aquí!.