Ácido crómico, riesgos y consecuencias

Cosmos . Materiales y maquinado, Química y petroquímica, Seguridad y mantenimiento 1641 Sin comentarios

A pesar de que el ácido crómico es un producto corrosivo fuerte, tiene aplicaciones muy particulares e importantes en las que difícilmente se encuentran sustitutos.

Las principales aplicaciones del ácido crómico son: 1) como conservador de madera, ya que evita la formación de gusanos, hongos y termitas, inhibiendo así la putrefacción de la misma, sobre todo en las regiones donde el clima favorece la proliferación de microorganismos. Dada la composición de los productos conservadores de la madera, deben aplicarse respetando las normas de seguridad, pues deben cumplir con ser productos limpios, sin olor, ni toxicidad. Se ha visto que la vida útil de la madera se prolonga cuando es tratada con conservadores que contienen ácido crómico, gracias a esa cualidad que permite preservar la madera por mucho más tiempo, se estima que se puede evitar la destrucción de 250 millones de árboles cada año.

2) El anodizado de aluminio, que es un proceso electroquímico de oxidación forzada en el que se forman capas protectoras contra la corrosión. Las sustancias utilizadas para este tipo de proceso son el ácido crómico y sulfato de sodio. Otro proceso realizado con este ácido es el acabado al cromo, el cual proporciona superficies brillantes de prolongada duración, por lo que se utiliza en productos electrodomésticos, accesorios de plomería, componentes de automóviles y equipos de hospitales que requieren de superficies lisas para facilitar su higiene.

3) El cromado duro consiste en la aplicación de capas más gruesas sobre superficies de uso industrial pesado. Con este proceso se obtiene una grande resistencia al desgaste y a la corrosión, por lo que generalmente se usa en metalmecánica, cilindros de motor y en recubrimientos de ariete hidráulico.

Los inconvenientes del ácido crómico

Si bien el ácido crómico es fundamental en procesos de protección de madera y metales, es riesgoso para la salud y para el medio ambiente, ya que los daños que puede provocar van desde quemaduras graves en mucosas y piel hasta el desarrollo de cáncer pulmonar (efecto probado en ratas y probable en humanos), por lo que es pertinente mencionar que toda empresa o institución que utilice ácido crómico en sus procesos debe sujetarse a una política de control de riesgos medioambientales, además debe evitar desechar inadecuadamente los residuos que se generan tanto en el pre-tratamiento del anodizado como en el proceso electroquímico; así como fomentar el uso de equipo de protección adecuado en sus trabajadores.

Opciones para la reducción de impacto ambiental

Actualmente, los anodizados con ácido crómico están siendo sustituidos con otros compuestos como el ácido sulfúrico, mezcla de ácido bórico-sulfúrico y mezcla de ácido tartárico-sulfúrico. Asimismo, en procesos que utilizan sellado con ácido crómico se puede sustituir por agua caliente.

Estas opciones son de bajo impacto ambiental y los resultados son buenos, pero la elección dependerá del tipo de industria o productos que se deseen fabricar, claro está, siempre será mejor asesorarse con los fabricantes o proveedores especializados en estos métodos.

El ácido crómico es uno de los mejores compuestos para el anodizado de aluminio, sin embargo, se encuentra en proceso de sustitución, por lo que las empresas socialmente responsables buscan opciones que les permitan obtener la misma, o mejor, calidad que el ácido crómico, pero con menores o nulos efectos sobre el ambiente.

Encuentra proveedores de este producto

Ligas relacionadas:

http://acidosulfurico.com.mx

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


− 1 = dos