Alcantarillas metálicas, una opción para el drenaje pluvial

Cosmos . Construccion, Materiales y maquinado 1902 Sin comentarios

Las alcantarillas son estructuras metálicas fabricadas en acero corrugado galvanizado. Son materiales de construcción prefabricados en secciones que permiten construir ductos de acuerdo con las necesidades específicas de cada lugar. Estas estructuras se recomiendan para solucionar problemas de inundación ya que encausan el drenaje pluvial y aguas de ríos para llevarlas a zonas de desagüe destinadas para ello, evitando así la erosión de carreteras, autopistas, caminos, vías férreas o pistas de aterrizaje en aeropuertos.

Para poder elegir un tipo de alcantarilla es necesario consultar al personal especializado, ya que se deben considerar factores topográficos, hidráulicos y climatológicos del lugar donde se requiera instalar o clocar la alcantarilla. Las alcantarillas pueden clasificarse de acuerdo con su diseño estructural, capacidad y resistencia:

1. Circulares: compuestas de dos secciones de lámina corrugada y semicircular, para su armado se utilizan tornillos de alta resistencia. Se recomienda su uso para aguas superficiales y problemas de drenaje. Dentro de esta misma clasificación se encuentran:

  • Alcantarillas circulares atornillables.
  • Alcantarillas circulares encajables.

2. Abovedadas: su diseño de fondo plano y semicircular en la parte superior permite que se manejen grandes caudales.

3. Alcantarillas seccionales: están elaboradas con láminas corrugadas, perforadas y roladas, atornilladas entre sí en juntas transversales y longitudinales. Tienen la característica de armarse con secciones traslapadas hasta formar tubos con el diámetro requerido.

En el mercado las alcantarillas pueden estar fabricadas con tres tipos de recubrimientos:

  • Galvanizado: es un recubrimiento de zinc por proceso de inmersión en caliente. Este recubrimiento debe cumplir con la Norma ASTM A-123 “Especificación de la norma para revestimientos de zinc (galvanizados por inmersión en caliente) en productos de fierro y acero”. Así las estructuras tienen una mayor duración, ya que la capa protectora de zinc disminuye la corrosión y abrasión que los agentes físicos o químicos del medio ambiente pudieran ocasionar.
  • Bituminoso: es un recubrimiento adicional al galvanizado y se realiza de manera manual con material asfáltico, el mismo que se usa en la imprimación de carreteras. Los recubrimientos asfálticos son muy eficaces para proteger las tuberías y aumentan su vida útil.
  • Duplex: es una capa de polímeros que se aplica sobre estructuras previamente galvanizadas y se utiliza en zonas de alta salinidad, tropicales o cercanas al mar.

Ventajas de las alcantarillas metálicas.

  • Son más ligeras que las de concreto.
  • Resistentes a las vibraciones e impactos.
  • Mayor duración.
  • Facilidad de almacenamiento y manejo.
  • Son flexibles y se adaptan a la deformación del terreno.

Debido a que son materiales de construcción para la solución de problemas en las vías de transporte, las alcantarillas metálicas deben cumplir con las normas nacionales e internacionales de la ingeniería civil, dentro de las cuales se pueden mencionar: AASHTO M-36, AASHTO M-218, AASHTO M-167, ASTM-153 y la norma ASTM-123, ya mencionada anteriormente.

Las alcantarillas metálicas son ductos que permiten el paso de agua proveniente de la precipitación pluvial, o de ríos, lagos y lagunas; debido a su estructura y diseño constituyen una solución versátil que debe considerarse para la construcción, reparación y mantenimiento de caminos, carreteras y vías férreas.

Encuentra proveedores de este producto

Páginas relacionadas

http://www.alcantarillasmetalicas.com

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario