Atomizadores, pequeñas máquinas del hogar y la industria

Cosmos . Alimentaria, Cosmética, Envase y embalaje, Farmacéutica y hospitalaria 844 Sin comentarios

Aunque hoy en día los atomizadores son herramientas de uso común para el hogar y la industria,  en realidad se trata de pequeñas máquinas que se crearon para dispersar soluciones y lograr el mejor aprovechamiento de un material al momento de aplicarse sobre una superficie.

En su definición más sencilla, un atomizador es un utensilio que pulveriza un líquido para proyectarlo en forma de partículas muy finas.

Los atomizadores forman parte del envasado de productos como perfumes, limpiadores, pinturas, etcétera, para toda aplicación en la que se requiera dispersar una fórmula para limpiar, lubricar, dar brillo, aromatizar o perfumar la mayor área, con el menor material posible.

#Atomizadores, pequeñas máquinas del hogar y la industria. Checa este post. Clic para tuitear

Funcionamiento de los atomizadores

Se podría decir que los atomizadores son máquinas simples. El atomizador está compuesto de un gatillo de palanca, pistón, resorte, cilindro, bomba, tubo plástico delgado y dos válvulas de un solo sentido.

Su mecanismo opera cuando se inyecta aire a presión a través de un tubo que disminuye de sección, el aire sufre una aceleración con lo que se reduce la presión en el punto más angosto (principio de Bernoulli).

El efecto de la presión reducida es la absorción del líquido del recipiente inferior a través de otro tubo conductor. El líquido absorbido se proyecta hacia delante en forma de una fina lluvia de pequeñas gotas.

Materiales y tipo de atomizadores

Los materiales más comunes para su fabricación son polipropileno, aluminio, acero inoxidable y vidrio, este último se usa para perfumes.

Debido a la gran funcionalidad de los atomizadores, la industria ha creado tipos según las necesidades de los sectores. Algunos ejemplos son:

Atomizadores industriales: atomizadores de uso rudo de distintas clases y con boquillas especiales formadoras de espuma. Se utilizan para limpieza industrial y para productos químicos agresivos.

Válvulas atomizadoras: pueden ser lisas o estriadas y se emplean para soluciones de la industria cosmética y alimentaria.

Atomizador de brisa fina: para productos químicos domésticos, limpiadores y cosméticos.

Atomizadores agrícolas: para fumigar, desinfectar, fertilizar.

Atomizadores para perfumes: en esta clasificación entran una gran variedad de atomizadores, desde los que se engargolan hasta los de rosca. Este tipo de atomizadores pueden tener diferentes tasas de descarga (cantidad rociada por unidad de tiempo) y pueden estar fabricados de plástico y metal.

Posibilidades de los atomizadores

Otra ventaja de los atomizadores de plástico, principalmente, es que son reutilizables y sus partes pueden ser adquiridas como “repuestos”.

Por otro lado, tienen una amplia gama de aplicaciones. En el mundo del diseño y la publicidad, los atomizadores pequeños sirven como decoración, ya que sus formas y colores son apreciados en este segmento para la fabricación de promocionales para empresas que obsequian alguna sustancia o fragancia.

El principio de funcionamiento de estas pequeñas máquinas se encuentra en los envases que usamos en la vida diaria, pero también puede manifestarse en máquinas más complejas como los nebulizadores para la agricultura que difunden productos fitosanitarios.

Para elegir la mejor opción, no dudes en contactarte con proveedores especializados.

Encuentra proveedores de este producto  

Deja un comentario


− seis = 3