Automóviles eléctricos, una alternativa hecha realidad

Cosmos . Vehículos y sus partes 723 1 Comentario

La industria automotriz tiene gran presencia en nuestro país, ha logrado crear gran impacto en la economía mexicana, gran crecimiento y la tecnología forma parte de ella.

Al mismo tiempo la población se ha vuelto más consciente del tema y del cuidado al medio ambiente; conoce las limitaciones de los combustibles fósiles y ha sido parte fundamental en la aceptación de los automóviles eléctricos que ya son una realidad.

Los automóviles eléctricos son vehículos impulsados por un motor eléctrico que extrae corriente desde una batería acumulador recargable o desde otros dispositivos de acumulación de energía portátiles (recargables, utilizando energía desde una fuente exterior al vehículo como un servicio eléctrico público o residencial), que está fabricado principalmente para su utilización en vías públicas. La mayoría están diseñados para uso citadino.Los antecedentes de los automóviles eléctricos datan de 1839 cuando el escocés Robert Anderson inventó un carruaje de tracción eléctrica con pila de energía no recargable. Posteriormente se creó la línea electrificada que sirvió para alimentar trolebuses, otro tipo de vehículos eléctricos.

Una gran diferencia entre los vehículos eléctricos y los vehículos convencionales es el motor; un automóvil eléctrico, en lugar de tener un motor de combustión, tiene un motor eléctrico y un paquete de baterías en lugar de tanque y gasolina.

La eficiencia de los vehículos eléctricos alcanza un 90%, en cambio el motor de combustión aprovecha menos del 40% de energía, es decir, de cada 10 litros de gasolina, aproximadamente 6 se pierden en forma de gas, calor, ruido o residuos.

Los principales componentes de un vehículo eléctrico son:

  • Cargador: también llamado transformador, es aquel que absorbe la electricidad de forma alterna desde la red de alimentación y la transforma en corriente continua para poder cargar la batería principal.
  • Batería: las baterías que utilizan estos autos son de ion-litio, almacenan la energía que le cede el cargador en forma de corriente continua. Este componente es el principal medio por el que se alimenta todo el vehículo eléctrico.
  • Conversor: transforma la alta tensión de corriente continua que aporta la batería principal en baja tensión de corriente continua. Este tipo de corrientes son las que se utilizan para alimentar las baterías auxiliares de 12 V, que son las encargadas de alimentar los componentes auxiliares eléctricos del auto, como por ejemplo, los frenos eléctricos.
  • Inversores: transforman la corriente continua que cede la batería principal en corriente alterna, de esta manera se puede alimentar el motor en corriente alterna del coche eléctrico. Si el motor es de corriente continua, este componente no formaría parte del vehículo.
  • Motor eléctrico: hay dos tipos de motores, de corriente alterna o de corriente continua. La diferencia es la forma de alimentación. El motor de corriente continua se alimenta directamente desde la batería principal, mientras que el motor de corriente alterna se alimenta a través de la energía que emite la batería previamente transformada en corriente alterna a través del inversor.

Entre las ventajas que presentan los vehículos eléctricos encontramos que los autos eléctricos son más eficientes que los que utilizan combustible fósil. La eficiencia consiste en usar los mínimos recursos energéticos posibles para lograr el mayor beneficio posible.

Así mismo, los motores de los vehículos eléctricos no requieren combustible por lo que no emite gases contaminantes a la atmósfera, además no requiere aceite ni refrigeración pues no se calientan. También, el hecho de no tener que hacer cambios de lubricantes o inspeccionar los niveles de aceite, hace posible que el mantenimiento de los autos eléctricos sea mínimo.

Cuentan con sistemas de frenos regenerativos, esto quiere decir que permiten que una fracción importante de energía cinética del vehículo se transforme en electricidad y se acumule de nuevo en la batería, y cuando el automóvil se detiene, no hay consumo de energía.

Una desventaja es que requieren recargarse cada 100 kilómetros aproximadamente, y la carga depende del sitio donde se realicen. Es decir, si la carga se realiza en electrolineras, donde el tiempo de carga aproximado es de 30 minutos o en el hogar donde la carga puede tardar hasta 12 horas.

Otro inconveniente es que el costo de estos automóviles es elevado, pues las baterías son caras y se refleja en el precio final. En nuestro país, el costo promedio de un auto eléctrico es de 500 mil pesos.

Por ello es que la investigación en este tema está vigente para lograr mejorar la eficiencia de las baterías.

En la ciudad de México existen sitios de taxis cuyas unidades son autos eléctricos, aunque también hay autos particulares de este tipo circulando por la ciudad.

Se estima que el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero son consecuencia del uso de combustibles fósiles.

Hoy en día, los autos eléctricos ya son una realidad. La humanidad ha buscado generar alternativas que mejoren la calidad del medio ambiente, así como desapegarse de los combustibles fósiles, entre estas soluciones se encuentran los autos eléctricos.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

Deja un comentario