Charolas ESD, protección confiable para piezas electrónicas

Cosmos . Envase y embalaje, Seguridad y mantenimiento, Vehículos y sus partes 259 Sin comentarios

De manera general, los materiales ESD son plásticos que reducen la electricidad estática para proteger dispositivos sensibles a las cargas y descargas electrostáticas. De esta forma, las charolas ESD son herramientas fundamentales para transportar y distribuir piezas automotrices y electrónicas.

ESD significa descarga electrostática (electrostatic discharge) y hace referencia a la circulación de una corriente eléctrica repentina y momentáneamente entre dos objetos de distinto potencial eléctrico.

Las charolas ESD son clave en la distribución y protección de piezas electrónicas y automotrices. #BlogIndustrial #electronicos #charolasESD Clic para tuitear

¿Cómo se genera una carga electrostática?

A continuación, veremos muy brevemente cómo es que se forman las cargas electrostática, el principal fenómeno que controlan las charolas ESD. Hay dos causas principales:

– La primera es cuando dos materiales se tocan y luego se separan, este fenómeno se conoce como tribocharging y resulta en una acumulación gradual de una carga eléctrica.

– La segunda causa ocurre gracias a un proceso llamado inducción electrostática. El cuál ocurre cuanto un artículo con carga eléctrica se coloca cerca de otro. Para que esto ocurra, el segundo objeto debe ser conductivo y tener contacto insuficiente con el suelo, de manera que acumule carga.

Algunas piezas, sobre todo componentes para automóviles, electrodomésticos o sistemas de audio, son altamente sensibles a este tipo de fenómenos y pueden sufrir daños severos si no son transportados de forma correcta.

Charolas ESD ¿cómo trabajan?

Las charolas ESD deben estar fabricadas con materiales de alta calidad que aseguren un excelente desempeño en el transporte de piezas y que permitan organizar y transportar productos de manera segura.

Dependiendo de los materiales de fabricación, un producto ESD puede funcionar evitando el tribocharging. Pero, también existen materiales conductores con baja resistencia eléctrica, por lo que los electrones fluyen fácilmente a través de la superficie sin que las cargas se acumulen.

Por otra parte, los materiales disipativos permiten que las cargas fluyan a tierra más lentamente de forma controlada. Y, por último, los materiales aislantes evitan o limitan el flujo de electrones a través de su superficie.

En el mercado, se pueden conseguir charolas ESD de larga vida útil, entre 5 y 7 años. Con estas ventajas, los costos se reducen de manera significativa.

¿Requieres empaque termoformado en charolas ESD? Pregunta a los expertos y deja que te asesoren de la mejor manera. En Cosmos nos especializamos en unir la oferta y la demanda de los sectores industriales en México. Nuestro objetivo es que encuentres el proveedor que tu empresa necesita. Contacta aquí.

Deja un comentario