Convertidores catalíticos

Cosmos . Vehículos y sus partes 1746 1 Comentario

El propósito de cualquier convertidor catalítico es reducir las emisiones nocivas del escape de un motor de combustión “correctamente afinado”. Esto se logra por medio de una combinación de calor y un catalizador de metales preciosos (platino, paladio y rodio) que oxida las emisiones nocivas o las reduce a elementos inofensivos en el flujo de escape. Específicamente convierte el monóxido de carbono (CO) en dióxido de carbono (CO2), los hidrocarburos en vapor de agua y reduce los óxidos de nitrógeno (NOX) en nitrógeno (N2) y oxígeno libre (O2), es decir, en gases no ofensivos.

Si el motor no está afinado ni calibrado según las especificaciones del fabricante de equipo original, la eficacia del convertidor catalítico disminuye considerablemente y es posible que genere daños a la cerámica, ya sea por fundición, contaminación con aceite o daño por algún golpe que provoque que el convertidor tenga una mal funcionamiento.

Exteriormente, el catalizador es un recipiente de acero inoxidable, frecuentemente provisto de una carcasa-pantalla metálica antitérmica, que protege de las altas temperaturas alcanzadas. En su interior, contiene un soporte cerámico o monolito, de forma oval o cilíndrica, con una estructura de múltiples celdillas en forma de panal, con una densidad aproximada de unas 450 celdillas por pulgada cuadrada.

La superficie de este monolito se encuentra impregnada con una resina que contiene elementos nobles metálicos, tales como Platino (Pt) y Paladio (Pd), que permiten la función de oxidación, más Rodio (Rh), que interviene en la reducción. Estos metales actúan como catalizadores, es decir, transforman los gases de escape.

El catalizador de metales preciosos está conectado a un sustrato cerámico extruido con estructura de panal que posee cientos de canales de flujo que permiten que los gases de escape entren en contacto con gran parte de la superficie donde se produce la reacción catalítica. El catalizador debe entrar en contacto directo con los gases de escape para que se genere la reacción.
Si el sustrato cerámico dentro del convertidor se obstruye o cubre con carbón, plomo o aceite, la eficacia del convertidor es mucho menor.

Existen tres tipos básicos de convertidores catalíticos para vehículos: de dos vías, de tres vías y de tres vías con inyección de aire (figura 1). Cada tipo utiliza diferentes métodos y sustancias químicas para reducir los elementos nocivos en las emisiones del escape. Los modelos antiguos de convertidores utilizaban un catalizador granulado, pero la mayoría de los convertidores modernos ahora están diseñados con un catalizador cerámico con estructura de panal que fluye fácilmente. El tipo de convertidor requerido para un vehículo en particular varía según el año del modelo, el tamaño del motor y el peso del vehículo. Algunos vehículos utilizan más de un tipo de convertidor para cumplir con las normas de reducción de emisiones.


Figura 1. Tipos de Convertidores Catalíticos.
Fuente: Elaboración propia con información de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El uso del convertidor catalítico es importante porque es útil para disminuir la emisión de contaminantes de nuestros vehículos, pero es de suma importancia mantener en óptimas condiciones el funcionamiento del motor para que la reducción de las emisiones nocivas sea efectiva.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • carlos rosales c.

    |

    Apreciable amigo, tengo un automovil sentra nissan 2013 con el catalizador obstruido, lo digo porque aparece en el tablero el checkinn(motor ambar) debido a este defecto, y quiero saber si ustedes tienen este catalizador de dos vias y saber su costo. tambien me recomiendan traer el carro sin catalizador ya que por esta parte del pais no es necesario (costa de chiapas) pero no se si me traera consecuencias mas grandes y costosas para el auto. de antemano muchisimas gracias y que DIOS los bendiga.

    Responder

Deja un comentario