Denominación de origen

Cosmos . Alimentaria, Química y petroquímica 919 Sin comentarios

México y diversos países del mundo han buscado proteger los productos fabricados en regiones de sus territorios que, por el medio geográfico así como por los factores naturales y humanos, tienen características únicas; esto con la finalidad de evitar la falsificación y adulteración de los mismos.

De acuerdo con el artículo 156 de la Ley de la Propiedad Industrial “se entiende por denominación de origen el nombre de una región geográfica del país que sirva para designar un producto originario de la misma, y cuya calidad o característica se deban exclusivamente al medio geográfico, comprendiendo en este los factores naturales y los humanos”.

México actualmente cuenta con 14 denominaciones de origen, entre las que se encuentran:

• Tequila: bebida alcohólica hecha de agave, específicamente agave Tequilana weber. La zona protegida es el estado de Jalisco, así como algunos municipios del estado de Guanajuato (Abasolo, Ciudad Manuel Doblado, Cuerámaro, Huanimaro, Pénjamo y Purísima del Rincón), Michoacán (Briseñas de Matamoros, Chavinda, Chilchota, Churintzio, Cotija, Ecuandureo, Jacona, Jiquilpan, Maravatío, Nuevo Parangarigules, Los Reyes, Sahuayo, Tancítaro, Tangamandapio, Tangancícuaro, Tanhuato, Tingüidín, Tocumbo, Venustiano Carranza, Villamar, Vistahermosa, Yurécuaro, Zamora y Zináparo), Nayarit (Ahuyacatlán, Amatlán de Cañas, Ixtlán, Jala, Jalisco, San Pedro de Lagunillas, Santa María del Oro y Tepic), Tamaulipas (Aldama, Altamira, Antiguo Morelos, Gómez Farías, González, Llera, Mante, Nuevo Morelos, Ocampo, Tula y Xicoténcatl).

Con zona protegida nos referimos a que sólo en esa ubicación geográfica se permite el cultivo de esta variedad de agave, así que ningún otro agave cultivado en México fuera de la zona protegida puede ser utilizado para la producción de tequila.

• Mezcal: bebida alcohólica elaborada con agave. Su zona protegida es el estado de Guerrero, así como algunos municipio del estado de Oaxaca (Solá de Vega, Miahuatlán, Yautepec, Tlacolula, Ocotlán, Ejutla y Zimatlán), el estado de Durango, el estado de San Luis Potosí y Zacatecas.

• Bacarona: se obtiene de la fermentación de tunas del estado de Sonora. Su territorio de origen es Bacanora, en la sierra del estado de Sonora.

• Café Veracruz: café de alta acidez, aroma intenso, sabor a especias y apreciable cuerpo. Su zona protegida es todo el estado de Veracruz.

• Café de Chiapas: café verde o tostado de la especie Coffea arabica. Su territorio de origen incluye algunos municipios del estado de Chiapas (Ocozocoautla, San Cristóbal de las Casas, Copainalá, Comitán, Ángel Albino Corzo, Pichucalco, Bochil, Palenque, Ocosingo, Yajalón, Motozintla y Tapachula)

• Charanda: para obtener esta bebida, se destila la caña de azúcar de la región. Su zona protegida se ubica en algunos municipios del estado de Michoacán (Ario, Cotija, Gabriel Zamora, Nuevo Parangaricutiro, Nuevo Urecho, Peribán, Los Reyes, Escalante, Tacámbaro, Tancítaro, Tangancícuaro, Tafetán, Tocumbo, Turicato, Uruapan y Ziracuaretiro). Esta zona tiene tradición en el cultivo de la caña de azúcar que posee características especiales dadas por el suelo con nutrientes específicos gracias a los volcanes extintos de la zona.

• Mango Ataulfo del Soconusco de Chiapas: la característica principal de este mango es su pulpa de consistencia firme, sabor dulce y baja acidez. La zona protegida abarca algunos municipios del estado de Chiapas (Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Tuxtla Chico, Tapachula, Mazatán, Huehuetán, Tuzantán, Huixtla, Villa Comaltitlán, Escuintla, Acacoyagua y Acapetahua).

• Vainilla de Papantla: fruto de la orquídea Vanilla planifolia Andrews y mezcla de subespecies. Las zonas protegidas son algunos municipios del estado de Veracruz (Papantla, Castillo de Teayo, Cazones de Herrera, Chumatlán, Coahuitlán, Coatzintla, Coxquihui, Coyutla, Espinal, Filomeno Mata, Gutiérrez Zamora, Martínez de la Torre, Mecatlán, Poza Rica de Hidalgo, San Rafael, Tecolutla, Tihuatlán y Zozocolco de Hidalgo) y Puebla (Francisco Z. Mena, Pantepec, Tenanpulco, Venustiano Carranza, Ayotoxco de Guerrero, Caxhuacán, Cuetzalan del Progreso, Hermenegildo Galeana, Huehuetla, Jonotla, Jopala, Olintla, San Felipe Tepatlán, Tuzamapan de Galeana, Xicotepec, Zihuateutla, Jalpan, Hueytamalco y Acateno).

• Chile habanero de Yucatán: es uno de los chiles más picantes del mundo. Su zona protegida son los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. La Noma Oficial Mexicana que establece las especificaciones que debe cumplir el producto es la NOM- 189-SCFI-2012.

• Arroz Morelos: las zonas protegidas son algunos municipios del estado de Morelos (Amacuzac, Axochiapan, Cuautla, Cuernavaca, Ciudad Ayala, Coatlán del Río, Emiliano Zapata, Jantetelco, Jiutepec, Jojutla, Jonacatepec, Mazatepec, Miacatlán, Puente de Ixtla, Temixco, Tepalcingo, Tetecala, Tlaquitenango, Tlaltizapán, Xochitepec, Yautepec y Zacatepec)

• Sotol: se elabora a partir de una planta agavácea parecida a la comúnmente llamada sotol. Es un destilado de alta graduación que va desde los 38 hasta los 45 grados. Su territorio de origen son los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango y la Norma Oficial Mexicana que rige la elaboración de esta bebida alcohólica es la NOM-159-SCFI-2004.

Además de las antes mencionadas, también la talavera, las lacas de Olinalá y el ámbar de Chiapas son denominaciones de origen, por lo que se evidencia que esta designación no sólo es para alimentos.

Es importante mencionar que la denominación de origen puede perderse si las condiciones geográficas, climáticas, de suelo, incluso sociales que caracterizan la fabricación del producto cambian.

En México, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) es el organismo que tiene la facultad de emitir declaratorias de protección de denominaciones de origen y autorizar el uso de las mismas. Cuando se tiene una denominación de origen aceptada, el Estado Mexicano se convierte en el titular de dichas denominaciones.

El IMPI tiene requisitos estrictos para otorgar las denominaciones, por ejemplo, se apoyan en estudios realizados por expertos de suelo, agua, geografía y sociología de diversas instituciones.

Hoy en día, nuestro país produce bienes aptos para contar con una denominación de origen que los proteja, aunque para lograrlo, los sectores se deben organizar para conseguir dicha denominación.

Los productos que cuentan con el reconocimiento brindan confianza no solo a los consumidores nacionales sino internacionales, dando oportunidad a las industrias de exportar sus productos.

Como dato adicional, existen algunas cuotas que el IMPI recauda, con forme al título quinto de la Ley de la Propiedad Industrial, se deberán pagar “por el estudio de la solicitud de declaración general de protección a una denominación de origen o de la solicitud de modificación a una declaración general, se pagarán $1,575.10, por la autorización para usar una denominación de origen o su renovación, se pagarán, $752.05 por cada uno de ellos, y por la inscripción de un permiso otorgado por el usuario autorizado para usar una denominación de origen, se pagarán, $605.16. Ningún precio incluyen IVA”.

Así mismo la Procuraduría Federal del Consumidor verifica que los productos en el mercado cumplan con las Normas Oficiales Mexicanas y lleva a cabo análisis de muestras de los productos para constatar que cumplen con las especificaciones señaladas en dichas normas.

La denominación de origen, sin duda, da un valor agregado a los productos así como protección y distinción, en el mundo existen 816 denominaciones de origen y 14 de ellas son mexicanas, y es el tequila la más conocida.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario