Día de muertos en Latinoamérica

Cosmos . Información de temporada 1664 Sin comentarios

Cuando escuchamos “Día de Muertos” es común que nos remontemos a las festividades para los difuntos en México, sin embargo, esta celebración al ser de origen prehispánico, se ha mantenido viva en versiones propias para cada país de Latinoamérica; por lo que se pueden encontrar tradiciones y formas de celebración similares a las nuestras, pero con la esencia de cada pueblo. Orgullosamente, nuestra forma de recordar a los difuntos, es la más rica en cultura, sobre todo gracias a las diversas poblaciones indígenas que conservan la esencia prehispánica de esta celebración, como el Hanal Pixán en Yucatán. Prueba de ello, es que en 2003, el Día de Muertos en México fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Vale la pena conocer las tradiciones no sólo de nuestro país, sino del resto de América Latina, para enorgullecernos más de la cultura que nos caracteriza.

Los países latinos, celebramos el 1 de noviembre para los difuntos menores de edad, y el 2 de noviembre para los adultos. Con la influencia de la religión traída por los europeos, combinada con los rituales de diversos pueblos de América; quienes tenían la creencia de que sus queridos muertos regresaban al mundo terrenal, a convivir con ellos. Te presentamos algunas peculiaridades destacables de cada país, sobre todo en cuanto al arte culinario, ya que en todos coincide que conmemoran poniendo un altar, que contiene foto, flores y velas para orar por los difuntos.

Chile: Es un día importante, tanto, que es feriado, sin embargo, lejos de verlo como una fiesta de romería, es un momento de recogimiento, donde la gente visita el cementerio para dejar flores.

Argentina: En algunas provincias norteñas, como la de Jujuy, las visitas al camposanto se acompañan de fiestas y rituales, donde también las tumbas se adornan con flores elaboradas en papel, que se distinguen con los colores en negro y violetas si el honrado era adulto, o blanca y celeste si era un niño. Además, llevan platillos típicos, tales como el dulce de leche, el tamal argentino, el arroz rojo, entre otros.

Uruguay: Una de sus fiestas más pintorescas, llamada Día de los fieles difuntos, se hacen comidas a base de maíz y dulces, se adornan con flores, juguetes y máscaras, manifestando inocencia. Asisten al cementerio para presentar a los más jóvenes de la casa, a los antepasados.

Paraguay: Sobre el ataúd se colocan dos hojas de plátano y se deposita una calavera, dos candeleros cubiertos de flores y cuatro ceras negras. Lo más importante de todos los adornos es una cruz, esta tiene un círculo de algodón y flores blancas, moradas y anaranjadas, en las que se dice que descansa Cristo.

Bolivia: En este país la celebración se conoce como “La fiesta de las ñatitas”, donde desde la época precolombina los indígenas andinos tenían la costumbre de compartir un día con los huesos de sus antepasados, actualmente solo el cráneo. El rito inicia al tercer año después de la sepultura.

Brasil: El festejo del día de muertos aquí se conoce como “Día de la Conmemoración de los Fieles Difuntos”. En este día, los familiares llevan a los cementerios flores a los muertos, las cuales representan todo el amor y respeto que le tenían al difunto. Se celebran tres misas para que la gente rece a las almas que están en el purgatorio, excepto cuando el 2 de noviembre cae en domingo.

Perú: En este país se elabora el Tantawawa; un pan en forma de bebé, su elaboración ha pasado de generación en generación, tornándose en otras figuras como animales o personas. También elaboran coronas de papel y toman café mientras cuentan anécdotas del difunto.

Ecuador: En este país se les lleva a la tumba la colada morada y guaguas de pan, además de cuyes, papas, ocas y habas. En familia se comparte la comida, las novedades e inquietudes, y ponen al día al difunto sobre los acontecimientos ocurridos desde su partida, como una forma de mantenerse en contacto con los antepasados.

Guyana francesa: Lo llaman Fiesta de todos los santos, y lo conmemoran el 2 de noviembre, llevando un día antes flores al cementerio.

Venezuela: Las familias prefieren mantener esta memoria en la privacidad del hogar, tomando solo unos momentos para recordar a los que están en el más allá. Aun así, los panteones lucen adornados y organizados durante esta fecha, pero no hay más celebraciones públicas o similares.

Colombia: Cuando los familiares están en el cementerio limpian la tumba y adornan la misma con flores. En esta fecha se frecuenta consumir una sopa muy tradicional llamada Sancocho, la cual incluye carne, yuca, papas, plátanos maduros y otras verduras, usualmente con un acompañamiento de arroz.

Panamá: conmemora el día junto con una serie de celebraciones patrias, durante todo el mes; inclusive, el Día de los difuntos, 2 de noviembre, homenajean a los gestores de la independencia panameña.

Costa Rica: Del 1 al 2 de noviembre las familias limpian y adornan de pomas (flores) las tumbas de sus familiares ya fallecidos. Se vive la tradición de una forma más personal en sus casas, sin ofrendas.

Nicaragua: La familia acompaña a sus difuntos esa noche, durmiendo en el panteón. El último viernes y domingo de octubre salen a las calles, los conocidos Aguisotes y los Torovenados; que representados con máscaras artesanales, combinan la picardía del nicaragüense, el humor y la sátira política.

Honduras: Aquí se visita la tumba del ser querido, adornándola con flores elaboradas de papel o material reciclado. Cuentan leyendas durante la procesión de las ánimas, la noche del 1 al 2 de noviembre. También cuentan con un platillo típico de la época, dulce de ayote en miel, igual a la calabaza en dulce que se hace en México.

El Salvador: Limpian el lugar donde se encuentra sepultado la persona, si no tiene plataforma se pinta, se decora con las flores ya sea artificiales o con coronas de flores naturales. También, comen hojuelas, un plato típico de este día, parecido a una hoja de huevo gigante, frita en aceite y cubierta con miel.

Guatemala: Se elabora un platillo especial a base de verduras, carnes, quesos, embutidos, encurtidos y mariscos, que se come frío; así como algunas bebidas que se les llaman cabeceras, porque se beben en la cabecera de la tumba, al lado de la lápida. Esto se hace desde altas horas de la noche para compartir lo más que se pueda con los difuntos.

Puerto Rico: En este país se acostumbra realizar misas en honor a los fallecidos, para posteriormente cantar coritos, repartir comida, llamada picadera, y adornar con muchas flores las tumbas; guardando siempre un respeto hacia los seres que amaron y los visitan aunque ya no se encuentren en este espacio terrenal.

República Dominicana: Su celebración se caracteriza por la veneración a “El varón del cementerio”, el primer difunto que se enterró en un campo santo. Lo recuerdan con oraciones, le encienden velones, le arrojan alcohol, café, moro de habichuelita negra con arenque y hasta dinero, para rendirle tributo.

Haití: combinan sus raíces con el vudú, por lo que ambos días, están llenos de fiestas tanto en cementerios como en los centros de entretenimiento y teatros, invocando de diversas maneras a sus santos difuntos.

Cuba: Por la tarde, se hace un minucioso arreglo en las tumbas de los seres queridos, organizando el lugar con flores y veladoras, para regresar a casa y asistir en la noche al panteón, generalmente a pie sin importar la distancia. Durante esta velada la gente recuerda a sus familiares a través de pláticas discretas, acompañados con tazas de café para amenizar la noche; y aprovechan para visitar también criptas de amigos, conocidos y compañeros de la infancia.

En México la ofrenda se distingue por un altar de siete niveles, que simbolizan los pasos necesarios para llegar al cielo y así poder descansar en paz. En los escalones de esta pirámide se colocan imágenes de santos, la imagen de la persona fallecida, una porción de sal, el tradicional pan de muerto, y alimentos y bebidas preferidos del difunto.

El perder a un ser querido, no es un proceso fácil de asimilar, sin embargo, en estos festejos, las personas mantienen su memoria y les presentan su respeto, homenajeándolos con recogimiento y festividades. Compártenos tus tradiciones, para conmemorar esta celebración con miles de años de historia.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario