Día de Muertos: Tradición que no se olvida

Cosmos . Información de temporada 854 1 Comentario

Colocar una ofrenda para conmemorar el día de muertos es una tradición que se ha inculcado de generación en generación con la finalidad de recordar y compartir con aquellas personas que han fallecido, se utilizan objetos simbólicos culturales, religiosos y de aquellas personas quienes queremos recordar como fotos y juguetes en el caso de los niños.

Con base en la tradición se debe colocar el altar de muertos desde el 31 de octubre por la noche, con la visita de las almas de los niños; seguido por el 1° de noviembre que recuerda a todos los santos, y concluye el 2 de noviembre para conmemorar a todos los fieles difuntos.

La ofrenda del día de muertos tiene su origen en la era prehispánica cuando nuestros antepasados realizaban rituales a sus dioses colocándoles altares. Con la llegada de los españoles comenzó la conversión a la religión católica, por ello, durante la evangelización, se mezclaron las culturas y así surgió el día de muertos en México, producto de una mezcla cultural.

Hoy en día esta tradición sigue viva. Las familias mexicanas gustan de poner ofrendas con los siguientes elementos:

  • Agua: representa la pureza del alma y fuente de vida.
  • Calaveras: representan cráneos humanos. Se decoran de varios colores y se coloca el nombre de los difuntos.
  • Comida: se colocan los platillos que eran del gusto de los difuntos.
  • Cigarros y bebidas alcohólicas: principalmente se coloca para los adultos.
  • Copal o incienso: se utiliza para limpiar la entrada del hogar de malos espíritus y recibir a los difuntos.
  • Dulces típicos: este elemento se coloca especialmente para los niños.
  • Flor de cempasúchil: su nombre significa “flor de cuatrocientos pétalos”, proviene del náhuatl y simboliza al Sol que guía el camino del difunto.
  • Gollete y cañas: el pan llamado gollete, se coloca sostenido por trozos de caña. Las cañas representan los huesos.
  • Juguetes: para que las almas de los niños jueguen y lleguen contentos.
  • Mantel blanco: es un símbolo de pureza y alegría.
  • Niveles de la ofrenda: dos niveles; representa al cielo y la tierra. Tres niveles; representa al cielo, la tierra y el inframundo. Siete niveles; representa los siete pecados capitales y el camino a recorrer para poder llegar con el ser Divino.
  • Objetos personales: se ponen artículos pertenecientes a los difuntos para que recuerden sus momentos de vida.
  • Pan: ofrecimiento fraternal: este elemento fue agregado por los españoles.
  • Papel picado: símbolo del viento.
  • Petate: representa el descanso de las ánimas.
  • Retrato: se debe colocar en la parte superior de la ofrenda.
  • Sal: purifica el alma en su camino.
  • Vela: es la luz para el camino.

Todas las ofrendas de día de muertos contienen varios de estos elementos característicos, sin embargo, cada altar es único.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • Adriana

    |

    LENGUAJE CLARO, SENCILLO, CONCISO, AMENO QUE REFLEJA UNA PROFUNDA INVESTIGACIÓN.
    FELICIDADES

    Responder

Deja un comentario


tres + = 7