Diferenciando las pantallas touch de un smartphone

Cosmos . TIC's 1096 Sin comentarios

No todas las pantallas de los teléfonos inteligentes son iguales, actualmente, la mayoría de este tipo de teléfonos tienen pantallas táctiles que a pesar de parecer iguales, existen pequeñas diferencias en su funcionamiento y capacidad de reacción.

La tecnología de pantallas táctiles para celulares se centra principalmente en una: pantallas táctiles capacitivas, sin embargo, existe otro tipo de pantalla táctil llamada resistiva.

La característica principal de las pantallas táctiles resistivas es que están formadas por varias capas; cuando se presiona la pantalla, dos capas entran en contacto y se genera un cambio en la corriente eléctrica y se detecta una pulsación. Las capas tienen un recubrimiento de un material conductor que puede ser óxido de estaño e indio (ITO).

Algunas ventajas de este tipo de pantalla son: bajo costo de producción, alta resistencia al polvo y agua, se puede utilizar con guantes o con un lápiz stylus, son más adecuadas para el reconocimiento de escritura.

Las desventajas incluyen: no son muy sensibles, por esta razón hay que presionar con más fuerza, no es posible que sean multitouch, es decir, no puede detectar varias pulsaciones al momento, el brillo es menor por la cantidad de capas que tiene, la respuesta del dispositivo puede ser lenta, se descalibran con el paso del tiempo.

A pesar de que esta tecnología se ha dejado de utilizar un poco, no se ha omitido por completo, pues se siguen fabricando algunos teléfonos más económicos con pantallas resistivas por lo que el uso de esta tecnología no significa que sea antigua.

Por otro lado, las pantallas táctiles capacitivas, no necesitan que se ejerza algún tipo de presión sobre ellas para obtener una respuesta. Esta tecnología se basa en el principio de que el cuerpo humano es conductor de electricidad; estas pantallas tienen una capa que almacena carga eléctrica y cuando un dedo toca la superficie de la pantalla capacitiva, cambia el campo electrostático local y se genera una respuesta.

Las ventajas de las pantallas táctiles capacitivas involucran: la pantalla es más brillante y nítida, es altamente sensible, no se necesita un lápiz stylus pues no hay que ejercer fuerza, puede ser multitouch (reconoce más de dos puntos de apoyo o pulsaciones).

Las desventajas son: no funciona si se utilizan guantes pues funciona gracias a la capacidad conductora del cuerpo humano, es una tecnología cara, el vidrio es propenso a romperse, no reaccionan con presión.

Hoy en día las compañías que fabrican teléfonos inteligentes han optado por utilizar la tecnología de pantallas capacitivas y dentro este ramo también existe otra clasificación: Pantallas LCD, IPS y OLED.

  • LCD (Liquid Crystal Display) mejor conocidas como pantallas de cristal líquido: Requieren que una luz de fondo esté encendida para crear todos los colores incluidos los blancos y negros, estos colores pueden regularse, obteniendo mayor precisión en los mismos. Su funcionamiento consiste en bloquear determinados puntos de la fuente de luz para conformar una imagen. Este tipo de pantalla envejece más lentamente en comparación con las de otros tipos y aguantan más horas de uso.

La tecnología LCD no es completamente nueva, no obstante, ha evolucionado convirtiéndose en la base de nuevas tecnologías.

  • IPS (In-plane switching): Es una evolución de la tecnología LCD. Este tipo de pantallas tienen la capacidad de reducir la luz proveniente del Sol que se refleja en ellas, el contraste es inferior al de las pantallas LCD. Tiene un mejor ángulo de visión, es decir, no se distorsiona el color mirándolo desde cualquier ángulo y los colores son más brillantes.

Una versión de pantalla IPS es la pantalla de retina (nombre dado por Apple) que tiene un nivel de densidad de pixeles distinto. La densidad de pixeles determina la calidad de la imagen que se observa en la pantalla, así mismo, cuando se tiene mayor densidad de pixeles, la calidad de imagen es mayor.

  • OLED (Organic Light-Emitting Diode): Tiene diodos independientes capaces de generar luz por sí mismos. No necesitan luz para reproducir negros, gracias a esto, se ahorra batería y se obtiene mayor claridad, contraste y brillo. La desventaja es que los colores se sobresaturan y se puede llegar a percibir una tonalidad verdosa. Producir este tipo de pantallas resulta más costoso que producir las del tipo IPS. En este grupo de pantallas encontramos las OLED, AMOLED y Súper AMOLED, la diferencia entre ellas son la cantidad de subpixeles. Al paso del tiempo, el deterioro se observa primero en los colores azules y rojos antes que en los verdes. En general, las pantallas OLED tienen colores más vivos que las LCD.

El funcionamiento de las pantallas OLED se puede comparar con las pantallas hechas de pequeños focos que se utilizan en espectáculos, ya que los diodos funcionan como pixeles independientes que crean una imagen.

Sin duda, la tecnología avanza a pasos agigantados, muestra de eso es la evolución de las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes; antes se utilizaba la tecnología de pantallas resistivas, hoy en día la mayoría de los celulares utilizan la tecnología de pantallas capacitivas, así mismo, dentro de este campo existen nuevas propuestas e innovaciones, además, se vislumbra que en el futuro se utilicen picoproyectores que permitan convertir cualquier superficie en una pantalla táctil.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


cuatro + = 9