El riesgo sistemático / no sistemático y sus implicaciones

Cosmos . Metrología, análisis y control 1786 Sin comentarios

Etimológicamente, riesgo es todo aquello que puede generar un evento no planeado y traer como consecuencia una perdida y un daño. En el contexto organizacional, el riesgo se puede asociar con todos los factores que la empresa está dispuesta a asumir al crear valor. Los factores más importantes son los siguientes:

  • Financiamiento
  • Operación
  • Política
  • Competidores
  • Sociedad
  • Aspectos legales
  • Aspectos culturales
  • Clientes

Debido a que las empresas interactúan con estas variables, es muy importante que cualquier proyecto tenga bien claras sus estrategias para poder salir adelante ante cualquier contingencia que se presente.

Cuando los flujos de efectivo de una empresa no son los suficientes para cubrir los gastos operativos se dice que existe un riesgo empresarial, y a la probabilidad de que esto ocurra se le puede clasificar como riesgo sistemático y no sistemático.

El riesgo sistemático se refiere a la posibilidad de que el mercado o inclusive la economía sufran una recesión. En este contexto cualquier empresa está expuesta a esta situación, por lo que se vuelve una constante. El riesgo no sistemático es la probabilidad de que una empresa falle por sí misma, por lo que este riesgo puede variar de una empresa a otra. Este tipo de riesgo está en función directa de la gestión estratégica y financiera que ejercen los directivos al tomar una decisión.

Existen muy pocas pymes con la capacidad de amortiguar al 100% el riesgo sistemático, ya que se necesitan herramientas y estudios especializados para predecir eventos macroeconómicos, pero existen metodologías que pueden ayudar a aminorar estos riesgos, una de ellas es la técnica de aplicación en la gestión de riesgos corporativos COSO (Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission).

Los elementos clave de cada uno de los componentes de la gestión de riesgos corporativos son los siguientes:

  • Ambiente interno
  • Instauración de objetivos
  • Identificación de acontecimientos
  • Evaluación de riesgos
  • Respuesta a los riesgos
  • Actividades de control
  • Información y comunicación
  • Supervisión

El tamaño de la empresa, su gestión y en general el sector en el que se desarrollan, afectan el manera en la que se implementan los conceptos antes descritos. Independientemente de ello, para llevar a cabo este proceso es necesario que se tenga un equipo líder que tenga los conocimientos suficientes para poder desarrollar e implantar un buen plan apoyado de un buen diagnóstico de cada situación particular. La alta dirección, como figura de autoridad, también desempeña un papel crucial para llevar a cabo dicha tarea.

Toda empresa enfrenta riesgos que pueden afectar un área o toda la organización, la diferencia reside en la forma en cómo se prevén para disminuirlos.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario