Equipos de protección respiratoria para la industria

Cosmos . Metrología, análisis y control 2552 Sin comentarios

Las atmósferas industriales contienen partículas en suspensión y a veces gases tóxicos producidos por las actividades que se realizan. Es de vital importancia la protección respiratoria contra los contaminantes en suspensión en el aire, tal vez, aún más que la protección de ojos y oídos.

La presencia de sustancias nocivas en el aire que se respira o la falta de oxígeno pueden causar daños al cuerpo humano.

La falta de oxígeno a veces no es detectada por los sentidos y puede dañar irreversiblemente células del cerebro e incluso puede llevar a la muerte. De la misma manera, la absorción de sustancias nocivas en el cuerpo humano puede producir cáncer y enfermedades respiratorias a largo plazo como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica); enfermedades que no se detectan sino hasta una edad avanzada, consecuencia de no utilizar protección para las vías respiratorias durante la vida laboral.

El control de contaminantes en el aire se debería conseguir mediante equipos de ventilación y extracción en los lugares de trabajo, principalmente en ambientes industriales. Sin embargo, es de suma importancia portar siempre equipo de seguridad personal.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se define como equipo de protección respiratoria a los dispositivos que en conjunto o individualmente están diseñados para proteger al usuario contra la inhalación de elementos o sustancias nocivas para la salud.

Así pues, el propósito del equipo de protección respiratoria es proteger el sistema respiratorio de la inhalación de atmósferas peligrosas, que puedan estar contaminadas con partículas, gases o vapores, o por tener una deficiencia de oxígeno.

En la norma NOM-017-STPS-2008 se describe el equipo de protección personal para el aparato respiratorio, el cual consta de:

  • Respirador contra partículas: protección contra polvos o partículas en el ambiente laboral que representen un riesgo para la salud del trabajador.
  • Respirador contra gases y vapores: protección contra gases y vapores, se debe considerar que hay diferentes tipos de gases y vapores para los cuales se requieren diferentes respiradores, incluyendo para gases o vapores tóxicos.
  • Mascarilla desechable: es la protección sencilla contra polvos.
  • Equipo de respiración autónomo: se utiliza cuando el trabajador entra a espacios confinados o cuando un respirador no proporciona la protección requerida.

En general, los equipos de protección respiratoria pueden aportar protección por dos mecanismos: mediante la eliminación de contaminantes del aire antes de ser inhalado (equipos filtrantes) y mediante el suministro de aire respirable proveniente de una fuente independiente (equipos aislantes).

De los equipos descritos anteriormente, el respirador contra partículas, respirador contra gases y vapores, y la mascarilla desechable son equipos filtrantes, mientras que el equipo de respiración autónomo es un equipo aislante.

Es importante mencionar que, como en los equipos filtrantes el aire inhalado pasa a través de un material filtrante que retiene los contaminantes, solo se deben utilizar en atmósferas con más de 17% de oxígeno en volumen.

Habitualmente, todo equipo de protección respiratorio cuenta con dos partes: adaptadores faciales y un sistema que proporciona aire respirable al usuario. El sistema que proporciona aire respirable al usuario depende del tipo de equipo –dispositivos filtrantes o equipos aislantes–, mientras que todos cuentan con un adaptador facial.

Los adaptadores faciales actúan como barrera entre la atmósfera contaminada y las vías respiratorias, son la parte del equipo donde se conectan los filtros y elementos que suministran gas respirable en el caso que así se requiera.

Además de lo ya comentado, existen tres factores importantes que forman parte del equipo de protección para las vías respiratorias: hermeticidad, penetración y factor de protección.

La hermeticidad es la característica que debe poseer cualquier adaptador facial, ya que evita que entre algún contaminante dentro de las vías respiratorias desde el exterior del adaptador facial. La hermeticidad se puede perder o disminuir debido a un mal ajuste en la cara del usuario o a la incorrecta colocación de alguno de sus elementos.

La penetración o fuga se refiere a la concentración de contaminantes en el interior de un equipo, la cual se debe evitar en cualquier circunstancia.

Y el factor de protección se define como un número, asignado a cada equipo de protección de las vías respiratorias, que indica hasta qué concentración ambiental protege dicho equipo, entre más grande sea el factor de protección, mejor será la protección que brinde el equipo.

Selección de equipo de protección de vías respiratorias

Es fundamental contar con equipo adecuado para cada riesgo; es necesario que el equipo sea adecuado al ambiente en el que se utilizará, al tipo de trabajo y a las características del usuario.

Para decidir entre varios modelos de equipos de la misma clase y tipo los criterios de selección que se aplican son:

Optar por el que presente menor resistencia a la respiración, mayor factor de protección y mayor eficiencia de filtración.

Así mismo, se podría tomar en cuenta que el equipo sea el más ligero, que tenga la menor interferencia visual y acústica, que el diseño de arnés de cabeza sea cómodo, que mantenga correctamente ajustado el adaptador facial y que las partes del adaptador que se encuentren en contacto con la cara no sean incómodas.

Finalmente, en la NOM-029-STPS-1993 se presenta el código de colores para identificar los contaminantes contra los cuales protegen los botes y cartuchos purificadores de aire empleados en el equipo de protección respiratoria, y así reducir o evitar cualquier riesgo de daño a la salud debido a la inhalación de gases o vapores, solos o combinados, presentes en una atmósfera peligrosa del centro de trabajo:


Figura 1. Código de colores para identificar los contaminantes contra los cuales protege el cartucho purificador de aire.
Fuente: Secretaría de Trabajo y Previsión Social NOM-029-STPS-1993

La protección respiratoria consiste en algo más que utilizar respiradores cuando se está expuesto a riesgos; es importante tomar en cuenta que la protección eficaz requiere que se establezca un programa o plan que incluya la selección adecuada de respiradores y equipo en general.

No se debe olvidar que existen enfermedades respiratorias que no se manifiestan inmediatamente, sino hasta edades avanzadas, por lo que es mejor prevenirlas a través de la seguridad industrial.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario