Fin de año, momento de evaluar y planear objetivos estratégicos de tu empresa

Cosmos . Información de temporada 1832 Sin comentarios

Para hacer un buen cierre de año y planear el futuro, todo negocio o empresa debe llevar a cabo un ejercicio de evaluación, con el objetivo de valorar si lo planeado durante el año anterior fue acertado y cuáles fueron los resultados obtenidos en relación a los esperados.

Los planes de evaluación utilizados por las empresas pueden variar, de acuerdo con el enfoque y tamaño del negocio, desde programas sencillos hasta aquellos de mayor complejidad que organizan equipos o comisiones de trabajo y estudio, y que establecen varias fases de integración, presentación, conclusiones y seguimiento para la planeación futura.

Muchos planes de evaluación están enfocados al personal y de este tema existe vasta bibliografía, ya que la gestión de los recursos humanos se toma actualmente como la columna vertebral de las empresas, porque el rendimiento y estímulo a los trabajadores se relaciona con el desempeño total de la actividad productiva. Sin embargo, muchos especialistas en administración coinciden en que esta no es la única parte que debe tomarse en cuenta.

La planificación estratégica tiene como objetivo los cambios en la organización interna que le permitan a la empresa crecer y desarrollarse, de tal manera que al hacer una evaluación se deben tener en cuenta los factores que presenten una visión del estado de la empresa para establecer un marco de referencia interno y externo. También se recomienda contar con las condiciones y recursos necesarios para que el ejercicio sea exitoso.

¿Cuáles son esas condiciones?

• Apoyo por parte del nivel directivo y los líderes de la empresa. Considerado el mejor impulso para llevar a cabo el ejercicio y la planeación que garantice su adecuado funcionamiento.

• Comprensión e involucramiento de la evaluación y planeación futura por parte de mandos medios y el resto del personal para entender los fines de la evaluación y lograr un buen grado de cooperación para la correcta aplicación de los principios.

¿Cuáles son los factores a evaluar para tener la visión del estado total de la empresa?

1. Ventas. El desempeño alcanzado de acuerdo con los resultados esperados, tomar en cuenta a la competencia.

2. Costos. Se debe evaluar si una táctica de reducción de costos, por ejemplo, afecta a la utilidad, al status financiero de la empresa, al personal, etc. O bien, si fue o será necesaria una inversión de activos, un mejoramiento tecnológico para aumentar la eficiencia de los procesos.

3. Generación de utilidades. Este es el objetivo principal de todo negocio para poder crecer y ofertar de acuerdo con el mercado mejores productos o servicios, garantizar cierto nivel de competencia, evaluación de salarios en competencia al mercado laboral, y para otros fines.

4. Clientes. Realizar una medición en términos cualitativos y cuantitativos, no necesariamente una mayor cartera significa más ingresos, o una disminución de la cartera significa un impacto negativo.

5. Presencia de la empresa o marca. Evaluar su posicionamiento en el mercado para medir las estrategias de marketing, competencia y presencia.

6. Expectativas de crecimiento. Se generan tomando en cuenta un marco de referencia interno y externo.

También será importante considerar aquellos factores externos que afecten el desempeñado de la actividad económica, de manera positiva y negativa, tales como las crisis económicas, fluctuaciones del mercado favorables o desfavorables, aquellos cambios tecnológicos que exigen adecuaciones o que tendrán como resultado en la organización interna de la empresa la mejora de los procesos para hacerlos más eficientes y, finalmente, el factor de competencia.

Un plan de evaluación debe contar con:

• Selección de un método. Se inicia un programa que puede adecuarse según las circunstancias lo demanden.
• Periodicidad de la evaluación. Aunque es común este ejercicio al cierre del año, algunas empresas organizan evaluaciones más continuas. Algunos autores consideran que las evaluaciones muy frecuentes pierden efectividad porque se vuelven rutinarias y superficiales, pero otros dicen que los periodos muy alejados ocasionan la pérdida de interés de algunas partes. Este criterio es interno, aunque la práctica más común es la anual.

Finalmente, debe considerarse el siguiente plan de acción para la realización de este ejercicio:

a) Preparación de los evaluadores. Considerar qué medios se requieren y si es necesaria una capacitación específica

b) Establecer un mecanismo de análisis y reflexión

c) La comunicación y puesta en marcha del plan

d) La recepción de informes

e) El informe final

f) Las reuniones de seguimiento y retroalimentación

g) Establecer los siguientes objetivos estratégicos viables

h) Identificar alternativas de crecimiento y oportunidades

Como resultado de este ejercicio, será prometedora una correcta planeación estratégica para el siguiente año, con el fin de orientar la toma de decisiones hacia el crecimiento y la eficiencia empresarial, en función de su filosofía interna y su utilidad financiera y social.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario