Impacto de las gramíneas forrajeras en la calidad de la carne

Cosmos . Alimentaria 2146 Sin comentarios

Las gramíneas forrajeras son vegetales que pertenecen a las plantas herbáceas y tienen la capacidad de producir pasto que es fuente de alimento para ganado, como ejemplo se pueden mencionar la alfalfa, pasto ovillo, raigrasS, maíz, avena, sorgo, cebada, trigo y centeno. El valor nutricional que estas plantas deben proporcionar es de gran importancia, ya que de ello dependerá la calidad de la carne y de la leche producida.

Como mencionamos en el artículo “La industria cárnica en México”, la carne es un alimento fundamental para un país, pues es visto como una de las principales fuentes de proteína. Por lo tanto, mientras el ganado tenga una alimentación con alto valor nutricional, la calidad de la carne será mejor. Paradójicamente las plantas forrajeras son uno de los eslabones más débiles de la cadena productiva de la carne, pues es insuficiente en las zonas ganaderas del país, aunado al bajo valor nutritivo. Es por ello que este texto aborda el tema de las gramíneas forrajeras como una oportunidad para invertir o desarrollar nuevas tecnologías que permitan impulsar al sector agropecuario.

Entre las principales características que una especie forrajera debe tener para elevar la calidad productiva de la carne se encuentran:

  • Alto valor nutritivo
  • Alta productividad
  • Adaptable a cualquier tipo de clima
  • Preferencia de consumo del ganado
  • Rentable y sostenible

De la misma forma, para seleccionar y producir las especies forrajeras que cumplan con las características arriba mencionadas, es de sustancial importancia que se consideren otros factores medioambientales y socioeconómicos como lo son:

1. Especie animal: definir el tipo de ganado para el cual se va destinar el alimento, es elemental ya que los requerimientos son diferentes de acuerdo con la especie (ovino, bovino, porcino y caprino).

2. Clima y tipo de suelo: las condiciones de humedad, temperatura y altura, suelo rocoso, pradera, duna, condiciones de fertilidad, superficie disponible para siembra, acidez del suelo; son determinantes para definir la factibilidad de producción de plantas forrajeras.

3. Productividad: en la mayoría de los casos este factor se expresa en materia seca por hectárea al año, en el caso de praderas se expresa en carga animal que soportan dichas zonas; ambos dependen de la época del año.

4. Calidad nutricional: esta característica varía de acuerdo con la especie de gramínea y época del año. Dentro de los datos más utilizados para conocer su valor nutricional se encuentran el contenido de proteína cruda, fibra detergente neutra, fibra detergente ácida y digestibilidad.

5. Costos de los insumos: la inversión requerida para producir forraje de buena calidad dependerá de la cantidad de nutrientes (fertilizantes) que la planta requiera, algunas especies necesitan nutrientes extra, otras no, otro costo importante es el de siembra y la cosecha.

6. Disponibilidad del alimento durante el año: es importante contar con alimento todo el año y, aunque las condiciones de humedad no permiten que la producción sea igual, existen especies que son más productivas en época de primavera-verano y otras en otoño-invierno.

Con base en lo anterior se pueden identificar varias especies que cumplen con una buena parte de las características mencionadas anteriormente, no obstante, no existen especies que lo cumplan al 100%, debido a la variabilidad biológica y a las condiciones ambientales, por lo que se ha sugerido que se utilicen combinaciones de gramíneas que pueden contribuir al mejoramiento del suministro de forraje en calidad y cantidad. En la figura 1 se muestran algunos ejemplos de las especies que mejor funcionan para el ganado.


Figura 1. Ejemplos de especies de gramíneas con características de productividad y calidad buenas.
Fuente: Especies forrajeras disponibles en México. Universidad Autónoma de Chapingo.

Cabe señalar que dentro de las mismas especies de gramíneas se han desarrollado otras especies como en el caso del maíz, sorgo, cebada en el que se tienen varios híbridos para mejorar el valor nutricional.

Por otro lado, uno de las grandes limitantes que se tienen en la producción de forraje es la estacionalidad de las lluvias, dado que estas impiden que se obtenga de manera constante y adecuada durante todo el año. Debido a ello centros de investigación como el Centro Tecnológico de Tantakín, ubicado en el sureste del país, han desarrollado tecnologías que ayudan a superar el problema, una de estas es el ensilado de maíz con condiciones especiales de producción, es un proceso de conservación para forrajes en el que se fermenta la planta agregando microorganismos para tal efecto y con lo que se disminuye el pH (índice de acidez) lo cual ayuda a conservar o mejorar el valor nutricional. Las investigaciones han resultado muy prometedoras en cuanto a volumen, costos y calidad nutritiva del forraje, así el contenido de proteína cruda es de 9.6% y una producción de 90 toneladas por hectárea.

Como otra alternativa complementaria para poder cubrir las necesidades alimentarias del ganado también se tiene la propuesta de la producción de forraje sin suelo (cultivos hidropónicos), consiste en la germinación de semillas de gramíneas y leguminosas sin sustrato con condiciones controladas tales como luz, humedad, temperatura, obteniendo hasta el momento, buenos resultados de productividad, valor nutricional, palatabilidad y también resulta rentable y sostenible pues requiere de menor cantidad de agua y espacio. Para la aplicación de esta tecnología se requiere asesoramiento técnico.

Las gramíneas forrajeras son herbáceas importantísimas en el sector agropecuario, de ellas depende la producción de carne en cantidad y calidad. Son un eslabón de la cadena productiva de la carne que requiere de fortalecimiento, por lo que resulta un área de oportunidad para el sector agroindustrial. Actualmente se han desarrollado algunas soluciones para sostener y elevar la productividad del forraje en México, sin embargo, para su aplicación se requiere apoyo técnico y económico, sobre todo en aquéllas regiones donde las condiciones climatológicas y socioeconómicas no son muy favorables.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


2 − = uno