La economía mexicana en 2014

Cosmos . Metrología, análisis y control 974 Sin comentarios

Todos los días se escucha hablar de la variación del Producto Interno Bruto (PIB) y de la inflación, instrumentos económicos a través de los cuales se realizan estudios, análisis y diagnósticos en relación con la economía mexicana, tanto de manera interna como externa.

El PIB es el valor de todos los bienes y servicios producidos en un país durante un periodo de tiempo determinado, de acuerdo con la cantidad producida y el precio en que se encuentre. Así mismo, la inflación se define como la tasa de crecimiento promedio de un período a otro de los precios de la canasta de bienes y servicios.

El comportamiento de la economía de México en el último año ha tenido una tendencia negativa, incluso por debajo de la esperada por instituciones internacionales como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

El crecimiento esperado para principios del 2014 era del 3.94%, sin embargo, la perspectiva se redujo a 3.72%, pero la estimación presentada por la CEPAL, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y Banco de México (Banxico) tenía una estimación para la inflación de entre dos y cuatro por ciento en el mismo período.

Desafortunadamente los resultados obtenidos de la economía mexicana se encuentran por debajo de lo esperado, generando una economía débil, así como depreciación de la moneda nacional ante el dólar.

A continuación se presentan una serie de datos estadísticos que permitirán ampliar el diagnóstico de la situación económica del país con respecto al sector industrial.

Figura 1. Cuadro comparativo del PIB y la Inflación.
Fuente: INEGI, con datos obtenidos de octubre del año 2014.

Figura 2. Gráfica comparativa PIB-Inflación.
Fuente: Elaboración propia, con datos del INEGI.

Como se puede observar en las figuras 1 y 2 se plantea un diagnóstico económico del país en el que la CEPAL proyecta un crecimiento del 2.1% en el 2014, sin embargo, la inflación estará llegando a un 4.3% en el mismo período, lo que implica una diferencia del 2.2%, reflejando un decrecimiento notable.

Con respecto a la industria manufacturera, su crecimiento es del 0.55%, al tener un receso en el 2013 del 0.56%, lo que implica un menor ingreso para el sector, además se debe considerar que este aporta al PIB el 34% en promedio.

Así mismo, es importante considerar el descenso de los precios del petróleo mexicano, la depreciación del peso frente al dólar y los conflictos sociales, entre otros factores que han generado un bajo crecimiento del PIB.

Por ello, se requiere la captación de nuevas inversiones que fortalezcan el sector industrial, así mismo, generar estímulos para quienes lo requieran, como as empresas manufactureras son el motor de la economía, sin ellas no se podrían transformar las materias primas e insumos en los bienes y servicios que la sociedad demanda.

Esta por concluir el año, y las expectativas para México no son las más alentadoras, tendrá un crecimiento económico bajo y una inflación por encima de lo esperado. Esto significa un año difícil para los empresarios del sector industrial.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario