Las placas de acero al carbón ideales para recipientes a presión

Cosmos . Construccion 144 Sin comentarios

En materia de construcción de recipientes a presión, la elección del material de construcción es lo más importante. Al respecto, el acero al carbón es uno de los materiales más económicos y disponibles en el mercado. También se distinguen por su baja aleación, ideal para este tipo de construcciones.

Comercialmente, se producen placas de acero al carbón específicas para la fabricación de calderas, tanques y depósitos para la industria química, petrolera y minera, ya que tienen las siguientes características:

  • Buena ductibilidad
  • Fusión de soldadura
  • Son maquinables
  • Económicas

Clasificaciones de placas de acero al carbón para recipientes a presión

Sin embargo, no todas las placas de acero al carbón cuentan con las especificaciones para aplicarse a los recipientes a presión.

Los tipos más comerciales que cumplen con dichas condiciones son:

Placas de acero al carbón A-285. Son para recipientes de baja y media tensión, con buena soldabilidad. Se usan para tubería, tanques y grandes depósitos de almacenamiento de combustible y líquidos calientes. Para manufacturar con soldadura por fusión.

Placas de acero al carbón A-283. Para recipientes con resistencia media-baja, buena tenacidad y fácil curvado o conformado. De temperatura moderada, ya que no puede usarse en temperaturas mayores a los 650°F.

Placas de acero al carbón A-516. Son para recipientes para baja y media temperatura. Tiene propiedades de tenacidad y soldabilidad. Tiene cuatro diferentes grados, el 55, 60, 65 y 70.

Placas de acero al carbón A-516 normalizado. Se crean con aceros estructurales de grano fino. Son muy buenos para recipientes para gas a presión como el LPG, el propano y el butano, así como para manufacturar calderas de vapor, tuberías y compresores. Soportan ambientes de hasta -20°C.

¿Qué considerar de las placas de acero al carbón para fabricar recipientes a presión?

Para diseñar calderas y recipientes a presión cuentan el peso, el tamaño, la capacidad, las temperaturas ambientales, las temperaturas operativas, así como los niveles de tensión y corrosión a las que estarán sujetos, antes de elegir la placa de acero al carbón apropiada.

También se deben elegir correctamente los grados y espesores. Para casos de necesidad para soportar una gran presión interna, se sugieren grados de acero con aleación carbono-manganeso de grano fino, trabajados en rolado caliente y normalización, para evitar explosiones.

En Cosmos te ayudamos a encontrar proveedores de placas de acero al carbón, contacta aquí.


Deja un comentario