Los diferentes óxidos de cromo

Cosmos . Química y petroquímica 2118 Sin comentarios

Los óxidos de cromo son un grupo de compuestos formados por cromo (Cr) y oxígeno (O), algunos de ellos con importantes aplicaciones industriales. Sus usos incluyen desde colorantes y catalizadores, hasta procesos de recubrimiento de superficies.

Los óxidos de cromo son un grupo de compuestos formados por la unión de átomos de cromo (Cr) con átomos de oxígeno (O), entre los óxidos de cromo más comunes se encuentran:

  • Óxido de cromo (II): CrO
  • Óxido de cromo (III): Cr2O3
  • Dióxido de cromo u óxido de cromo (IV): CrO2
  • Trióxido de cromo u óxido de cromo (VI): CrO3

Cada uno de estos compuestos tiene características, métodos de obtención y aplicaciones industriales diferentes. Por esto, no todos los óxidos de cromo resultan igualmente importantes en términos de mercado.

Óxido de cromo (II): CrO
Es un polvo negro con un punto de fusión de 1550 ºC. Se trata de un agente reductor fuerte, insoluble en agua y en soluciones concentradas de ácido clorhídrico (HCl) y ácido sulfúrico (H2SO4). Este óxido no tiene aplicaciones industriales.

Óxido de cromo (III): Cr2O3
Compuesto cristalino de color verde obscuro, posee una densidad de 5.22 g/cm3 y tiene un punto de fusión de 1990 ºC. Es insoluble en agua y se comporta como anfótero, es decir, puede reaccionar con ácidos o con bases. La reacción de este compuesto con sulfatos de metales alcalinos produce sulfato de cromo, mientras que, tras la fusión con álcalis, produce cromitas.

El óxido de cromo es el producto final de la descomposición térmica de la mayoría de los compuestos de cromo. Industrialmente, se produce por la descomposición de trióxido de cromo (CrO3) a 500 °C o por la calcinación de dicromatos, como dicromato de potasio (K2Cr2O7) o de sodio (Na2Cr2O7) con carbón vegetal.

Se utiliza como materia prima en la producción aluminotérmica de cromo y en la producción de pinturas resistentes a la luz, vidrio y cerámica de color. Por otra parte, es útil como material de pulido y como un catalizador en reacciones de síntesis inorgánica y orgánica: deshidrogenación, aromatización, hidratación y pirólisis.

Dióxido de cromo u óxido de cromo (IV): CrO2
Es un compuesto cristalino negro que se produce mediante el calentamiento de trióxido de cromo (CrO3) o cloruro de cromilo (CrO2Cl2) a temperaturas de entre 360 y 400 ºC a altas presiones en una atmósfera de oxígeno. Este compuesto tampoco tiene aplicaciones industriales importantes.

Trióxido de cromo, anhídrido crómico u óxido de cromo (VI): CrO3
El trióxido de cromo es un compuesto cristalino de color rojo obscuro, con una densidad de 2.8 g /cm3 y un punto de fusión de 196 °C. Es un compuesto higroscópico y con capacidad de dispersarse en el aire, en contacto con agua forma ácido crómico.

El trióxido de cromo es un agente oxidante fuerte que se produce por la acción de ácido sulfúrico (H2SO4) en dicromato de sodio (Na2Cr2O7) y, menos frecuentemente, en dicromato de potasio (K2Cr2O7). Se utiliza en la producción electrolítica de cromo y en el enchapado de cromo.

Los óxidos de cromo III y VI son compuestos importantes para la industria pues se utilizan en una gran variedad de procesos. Sin embargo, están también otros óxidos de cromo que no tienen aplicaciones industriales importantes.

Encuentra proveedores de este producto

Ligas relacionadas:

http://acidosulfurico.com.mx

http://recubrimientos-industriales.mx

http://pinturasindustriales.mx

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


7 × = veinte ocho