Mamparas antigrafiti, una solución inteligente

Cosmos . Artes gráficas, impresión y edición, Construccion, Seguridad y mantenimiento 1729 1 Comentario

La siguiente tabla muestra un análisis de los diferentes materiales utilizados en las mamparas frente a pruebas cotidianas –incluyendo antigrafiti– a las que se someten.

Tabla 1. Tabla comparativa entre diferentes materiales.
Fuente: Elaboración propia con datos del manual Modumex para mamparas sanitarias.

El uso de una mampara antigrafiti proporciona los siguientes beneficios:

• Ahorro en el consumo de agua y de productos de limpieza.
• Conservación del inmueble, manteniendo un ambiente agradable en las instalaciones.

Dependiendo del tipo de material que escojamos, tendremos beneficios adicionales tal (tabla 1). Podemos observar que la lámina porcelanizada y el sólido fenólico nos ofrecen más ventajas con respecto a los demás materiales.

La cobertura antigrafiti que presentan los materiales antes mencionados es la siguiente:

• Pluma
• Marcador permanente
• Pintura en aerosol

Las herramientas necesarias para eliminar el grafiti son sencillas y fáciles de conseguir: paños limpios de algodón, agua limpia, aspersor, esponja, fibra antirrayas y limpiador ecológico en aspersor.

El procedimiento para retirar el grafiti de una mampara es el siguiente:

El procedimiento de limpieza antigrafiti es el siguiente:

Se coloca un paño de algodón en la parte baja del área a limpiar, con la finalidad de absorber los escurrimientos que se generan con la limpieza, después rociar el área del grafiti con el limpiador ecológico y esperar a que actúe y remueva la mancha. Sin quitar el paño colocado en la parte inferior, tomar otro y colocarlo sobre la mancha diluida para que la absorba, evite frotar, ya que si lo hace, solo expandirá la mancha. Si la mancha persiste, repetir el procedimiento anterior. En caso de que no se cumpla el objetivo, utilizar las fibras en lugar del paño.

Una vez que se consiga remover el grafiti, se debe de enjuagar el área con agua limpia y un paño de algodón.

Para un funcionamiento óptimo, se recomienda hacer una rutina de protección aplicando aceite ligero (como el que se usa para los muebles de madera) con una tela de algodón limpia y seca. Se aconseja una aplicación cada dos semanas.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

Deja un comentario