Mejora continua con benchmarking

Cosmos . Emprendedurismo y negocios, TIC's 1216 1 Comentario

En la actualidad existen diversas estrategias y metodologías que buscan la mejora continua de las empresas. Es real que nos encontramos en un mundo de negocios cambiante y competitivo por lo que reformarse para contar con mejores prácticas es obligatorio.

La comparación referencial, análisis de rendimiento o benchmarking es una práctica de negocios popular y efectiva que consiste en realizar una comparación entre tu negocio y los comercios líderes en otra industria u otros mercados con la intención de descubrir las mejores estrategias para aplicarlas en la empresa propia.

Según Robert C. Camp, benchmarking es la búsqueda de las mejores prácticas de la industria que conducen a un desempeño excelente.

Como antecedentes del benchmarking, antes de 1981, la mayoría de las empresas industriales hacían las comparaciones con operaciones internas y no consideraban lo que hacían los competidores, fue entonces que el benchmarking cambió esto y le dio importancia a las operaciones y productos de la competencia.

Sin embargo, durante esta etapa inicial se observó que el estudio de la competencia no representaba la etapa final de esta estrategia de negocio, y se comprendió que la comparación con la competencia, aparte de ser difícil, solo servía para igualarse pero no para ser mejores y más competitivos. Por lo que se examinó una nueva forma de hacer benchmarking, así se descubrió que las mejores prácticas en todos los sectores, aunque fueran totalmente distintos al giro de la empresa, podrían tener un impacto relevante.

Actualmente, los nuevos modelos de benchmarking sugieren investigar más allá de los competidores. Es decir, evaluar las empresas líderes o incluso personas que pueden ser fuente de inspiración.

Este proceso implica identificar, analizar, comprender, comparar, adaptar y superar los procesos de trabajo de organizaciones de alto rendimiento comprobado para mejorar significativamente los indicadores de nuestra empresa.

Es importante mencionar que no se pretende llamar a ser copia de otras compañías, más bien, aprender de los que se han superado.

Existen ciertas categorías de benchmarking, las cuales son:

  • Benchmarking interno: en algunas empresas hay funciones similares que llevan a cabo distintos departamentos. El benchmarking interno implica comparar las operaciones internas. En otras palabras, el proceso de benchmarking comienza en casa. Esta práctica permite identificar, como primer paso, factores críticos internos.
  • Benchmarking competitivo: suele ser el más conocido y consiste en conocer las ventajas y desventajas de los competidores directos. El objetivo de este tipo de benchmarking es identificar información específica acerca de los productos, procesos y resultados comerciales de los competidores y compararlos con la propia organización. Esto nos ayudará a identificar qué posición ocupamos en el mercado.
  • Benchmarking genérico: el objetivo de este tipo de benchmarking es identificar las mejores prácticas de cualquier tipo de organización que tenga una buena reputación en el mercado. Implica identificar los métodos de trabajo que los han llevado a ser líderes y evaluar si sus prácticas son aptas en nuestra empresa.

A continuación se sugiere un procedimiento para considerar el benchmarking:

1. Elabora un análisis FODA -herramienta clásica para diagnosticar la situación de una empresa en cuanto a Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, y definir rutas de acción- de tu empresa y un análisis de tu rendimiento actual. A partir de esta base se puede planear el mejor método de investigación.

2. Conoce a los líderes de la industria y sus modelos de negocio

Identificar su participación en el mercado e identificar cómo lo hacen te servirá de guía para fortalecer tu plan de negocio.

Una sugerencia para elaborar este análisis es conocer a las empresas ganadoras del Premio Nacional de Calidad, el cual muestra una pequeña descripción de por qué son ganadoras y por qué son líderes en sus respectivos sectores.

Enfócate en las prácticas que los mantienen en una posición de líderes, así también puedes evaluar sus prácticas incorrectas para evitar realizarlas.

3. Optimiza tu modelo de negocio

Aprovecha la información que encontraste y analizaste para mejorar la situación de tu empresa. Recuerda siempre mantenerte dentro del marco legal, es decir, se pretende usar de referencia a otras empresas sólo como guía, no para volverse la copia de ellas.

Finalmente, comunica al personal los cambios y modificaciones para que conozcan las nuevas metas a alcanzar.

4. Evalúa continuamente

Tener una evaluación constante de los indicadores te permitirá darte cuenta de las mejoras o no en el desempeño. Este procedimiento debe ser periódico y disciplinado para no descuidar la mejora continua de la compañía.

Existen algunas organizaciones que se dedican a hacer benchmarking, se intercambian conocimientos sobre mejores prácticas y se llegan a elaborar redes y comunidades de contactos.

La idea no es copiar lo que la competencia realiza, más bien, es conocer y aprender de la experiencia de las empresas líderes y ubicar las mejores prácticas para optimizar el curso de nuestra empresa.

Las empresas son un pilar fundamental de la economía mexicana, esto les impone gran responsabilidad y les obliga a buscar mejores prácticas que se reflejen en una competitividad sana y calidad en las operaciones.

En conclusión, el proceso de benchmarking consiste en la búsqueda continua de mejores prácticas donde quiera que éstas se generen para adaptarlas en una organización buscando la mejora constante. Este proceso implica aprendizaje y descubrimiento. El benchmarking es parte del desarrollo organizacional.

Conoce más del benchmarketing

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • Gonzalo Vazquez Vera

    |

    Excelentes observaciones. Efectivamente no se trata de copiar, lo cual no es valido, se trata de observar las claves del éxito de los triunfadores para tratar de aplicarlas a nuestros negocios, y por cuanto se refiere al análisis interno, no tan solo comparar con otras labores iguales en otras areas de la empresa sino aprovechar el análisis para procurar la mejora continua, evitar errores, tiempos perdidos, desperdicios y aumentar la productividad de la empresa. De otra parte el FODA es un magnifico análisis para detectar nuestras fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades.

    Responder

Deja un comentario