Molibdeno, elemento estratégico para la industria metalúrgica

Cosmos . Construccion, Farmacéutica y hospitalaria, Materiales y maquinado, Química y petroquímica 2088 1 Comentario

En esta ocasión hablaremos del elemento número 42 de la tabla periódica, el molibdeno, un elemento químico del grupo de los metales y de gran valor en la industria metalúrgica por sus propiedades anticorrosivas sobre los materiales de acero inoxidable y por su capacidad de formar aleaciones con otros elementos químicos.

El molibdeno pertenece al grupo 6 de la tabla periódica, donde se encuentran los metales de transición; los elementos que pertenecen a este grupo se caracterizan por tener alta dureza; elevado punto de ebullición y fusión; ser buenos conductores de la electricidad y del calor; y baja expansión térmica. Debido a ello tienen grandes aplicaciones en la industria metalúrgica.

Tal es el caso del molibdeno, que tiene la particularidad de ser muy versátil, pues químicamente hablando posee las siguientes características:

  • Estados de oxidación de II a IV
  • Números de coordinación del 4 al 8
  • Estereoquímica variada
  • Capacidad de formar compuestos tanto orgánicos como inorgánicos

Las características anteriores ayudan a elaborar aleaciones mejorando la dureza, resistencia a las altas temperaturas y a la corrosión; soldabilidad y tenacidad, dando como producto final acero de ultra alta resistencia y una gran cantidad de compuestos que se utilizan para la fabricación de componentes de la industria automotriz, aeronáutica, electrotecnológica, química, farmacéutica, de la construcción, vidriera y petrolera.

De acuerdo con registros de la Asociación Internacional del Molibdeno (IMO), solo 12% de todo el molibdeno producido a nivel mundial se utiliza en la fabricación de productos químicos como catalizadores, pigmentos, inhibidores de la corrosión, lubricantes, fertilizantes, supresores de humo (utilizados en tecnología electrónica). La mayor parte –el 43%– se emplea en ingeniería del acero y el 22% en la elaboración de productos de acero inoxidable. (Figura 1)

Figura 1. Usos primarios del molibdeno a nivel global año 2013.
Fuente: International Molybdenum Association (IMO).

Por otro lado, el molibdeno también es esencial para los seres vivos, tiene una relevante participación en el metabolismo y absorción intestinal del hierro. Otras actividades fisiológicas en las que interviene son: metabolismo de las grasas y carbohidratos, bienestar general del organismo, protege de cáncer de esófago, previene caries dental y, algo muy importante es que forma parte de la estructura de las enzimas como la xantina oxidasa y aldehído oxidasa, que intervienen en la desintoxicación de compuestos nitrosados.

A diferencia del molibdeno que se utiliza en la industria, el cual se obtiene principalmente de yacimientos minerales, el que necesitamos los seres vivos lo consumimos primordialmente de las leguminosas, entre ellas las lentejas, frijoles y chícharos; cereales integrales, nueces, frutas y verduras. Debido a que las necesidades para el organismo son muy pequeñas (45 microgramos al día), con el consumo normal de estos alimentos se satisface. En el caso de tratamientos de enfermedades como la anemia y el cáncer, o deficiencias de molibdeno, existen medicamentos y suplementos nutricionales en forma de molibdato de sodio y molibdato de amonio. Compuestos químicos como el dicloruro de molibdenoceno tiene propiedades anticancerígenas.

Una de las industrias que se encuentra en expansión, aprovechando las ventajas de las aleaciones de acero inoxidable con el molibdeno es la industria de la construcción y arquitectura. Dado que las aleaciones resisten diferentes condiciones ambientales extremas como el polvo y las emisiones, exposiciones a la sal –como el caso de ciudades cercanas al mar-, lluvia ácida, sol, entre otras, esta industria está encontrando soluciones en estos tipos de materiales que, además de ser resistentes, facilitan la limpieza, son estéticos y vanguardistas. (Figuras 2 y 3)

La versatilidad química del molibdeno ha dado y seguirá suministrando (industrialmente hablando) múltiples opciones de compuestos –algunos de ellos estratégicos– que ofrecen a los sectores de la metalurgia y química una gran diversidad de productos obtenidos de todas las combinaciones que se pueden realizar con dicho elemento químico.

Figura 2 y 3. Usos de aleaciones de molibdeno con acero inoxidable en arquitectura y construcción.
Fuente: International Molybdenum Association (IMO).

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • Estructuras Metalicas

    |

    Excelente aporte. Muchas gracias por la informacion!

    Responder

Deja un comentario


× 1 = cinco