Normativa en residuos peligrosos biológico-infecciosos

Cosmos . Cosmética, Envase y embalaje, Farmacéutica y hospitalaria, Logística, transporte y aduanales, Química y petroquímica, Seguridad y mantenimiento, Tratamiento de aguas 678 Sin comentarios

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en 1995 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la primera norma para regular el manejo de los residuos peligrosos biológico-infecciosos (RPBI). El objetivo era proteger al personal de salud de los riesgos relacionados con el manejo de estos residuos, así como proteger al medio ambiente y a la población que pudiera estar en contacto con estos dentro y fuera de las instituciones de atención médica.

Para que un residuo sea considerado RPBI debe de contener agentes biológico- infecciosos.

La norma señala como agente biológico-infeccioso «cualquier organismo que sea capaz de producir enfermedad. Para ello, se requiere que el microorganismo tenga capacidad de producir daño, esté en una concentración suficiente, en un ambiente propicio, tenga una vía de entrada y estar en contacto con una persona susceptible».

¿A dónde van los #ResiduosPeligrososBiológicoInfecciosos? Clic para tuitear

Los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI), son aquellos que se generan durante las actividades asistenciales a la salud de humanos o animales en los centros de salud; que por el contenido de sus componentes puedan representar un riesgo para la salud y el ambiente.

El conocimiento de estos conceptos por parte del personal de salud evitará percepciones equivocadas y permitirá una clasificación adecuada de la basura generada en los centros de atención médica, lo cual optimizará los recursos disponibles.

Es importante que el área de almacenamiento esté claramente señalizada y los contenedores claramente identificados según el tipo de residuo que contenga.

La norma establece los tiempos máximos de almacenamiento, de acuerdo al tipo de unidad médica:

  • Hospitales con 1 a 5 camas: 30 días.
  • Aquellos hospitales con 6 a 60 camas: 15 días.
  • O bien, hospitales con más de 60 camas: 7 días.

Los RPBI que hayan sido tratados podrán disponerse en los camiones recolectores de basura común, mientras que los RPBI sin tratamiento deberán enviarse a empresas recolectoras autorizadas.

El manejo inadecuado por parte de alguno de los involucrados en este proceso aumenta el riesgo para las personas en los pasos subsiguientes de la cadena, así como para la población en general.

La capacitación y la colaboración de cada uno de las personas que participan en esta cadena ayudará a una mejor utilización de los recursos para la salud, disminuirá los riesgos para el personal involucrado en la cadena y ayudará a tener un medio ambiente más saludable y libre de riesgos a la población en general.

Empresas recolectoras de residuos peligrosos biológico-infecciosos autorizadas

Una empresa o transportista para poder realizar la recolección de RPBI de manera legal y que los documentos o manifiestos que expida tengan validez oficial tiene que contar con lo siguiente:

Autorización de la Dirección General de Autotransporte Federal que ampare el Permiso para la operación y explotación del servicio de carga especializada de materiales, residuos, remanentes y desechos peligrosos en caminos y puentes de jurisdicción federal.

Y además, autorización de la Semarnat con número de Registro Ambiental para la Recolección y Transporte de Residuos Peligrosos, donde especifique el número de Autorización, el nombre de la Empresa Autorizada, Número de oficio, así como los residuos autorizados para recolección y transporte. Esta debe ser expedida por la Dirección General de Gestión Integral de Materiales y actividades Riesgosas.

Si necesitas más información, no dudes es consultar a nuestros expertos en recolección de residuos peligrosos biológico infecciosos.

Encuentra proveedores de este producto

Deja un comentario


siete − = 1