Seis claves para la elección de un método espectroscópico

Cosmos . Maquinaría y equipo, Metrología, análisis y control 1319 Sin comentarios

La espectroscopia es una técnica ampliamente utilizada para el análisis de reacciones químicas y biológicas. A lo largo del tiempo ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la ciencia y la industria; actualmente, gracias a las variedades de métodos analíticos, la espectroscopía se utiliza en prácticamente todos los laboratorios del mundo.

Las aplicaciones de la espectroscopia van desde la medición de velocidades de reacciones enzimáticas y cuantificación de concentraciones de compuestos hasta determinación de conformaciones estructurales e interacciones moleculares.

En este post te damos seis claves para seleccionar el método espectroscópico que necesita tu laboratorio o proceso.

¿Cómo elegir un método espectroscópico?

Con la gran variedad de métodos espectroscópicos y las opciones de equipos analíticos que hay en el mercado, los expertos tienen que decidir que es el más adecuado para su proceso. La selección de un método –y por ende de un equipo- requiere la consideración de una variedad de criterios importantes, incluyendo:

Límites de detección

El límite de detección es la concentración más pequeña que el equipo es capaz de detectar con un valor aceptable de confianza. En general se considera que los espectrómetros de masas con plasma de acoplamiento inductivo (ICP-Masas) son los equipos más sensibles, seguido de los equipos de absorción atómica de cámara de grafito (GFAA), los equipos ICP de emisión radial y axial y, por último, los equipos de absorción atómica (AA) de flama.

Rango de trabajo

El rango de trabajo se refiere al rango de concentraciones de analito sobre el cual se pueden obtener resultados cuantitativos sin tener que volver a calibrar el equipo. La determinación del rango de trabajo, mediante las concentraciones esperadas de analito, permite minimizar el tiempo de análisis.

Los equipos ICP-Masas y los espectrofotómetros de emisión óptica con plasma de acoplamiento inductivo (ICP-OES) son, típicamente, los sistemas que tienen la intensidad de señal más grande; siguen los equipos de AA de flama y, al final, los equipos GFAA.

Número de muestras analizadas

Hace referencia al número de muestras que se pueden analizar por unidad de tiempo. Cada método tiene un número de muestras diferentes, por ejemplo los equipos AA pueden procesar un número grande de muestras siempre que los analitos sean de un número limitado de elementos; mientras que el ICP-MS puede, normalmente, determinar más de 73 elementos por minuto en una sola muestra, dependiendo de factores como los niveles de concentración la precisión que se requiere.

Cantidad de muestra

Para cantidades de muestra muy pequeñas, de menos de 2 mL, los equipos GFAA suelen ser recomendados; mientras que para muestras de más de 5 mL cualquier método es adecuado.

Costo

Ya que son sistemas menos complejos, la instrumentación para análisis de un solo elemento es menos costosa, por ejemplo la espectroscopia AA y GFAA. Los equipos para determinación de múltiples elementos son más costosos (ICP-OES e ICP-MS).

Facilidad de uso

Generalmente cuándo más sensible y poderoso es un equipo más complejo es su uso y mantenimiento. Por ello, al adquirir un equipo es importante que el laboratorio defina sus capacidades técnicas para usar y mantener el equipo en condiciones adecuadas.

Ahora ya sabes, haz las preguntas básicas a tu proveedor, así podrás tomar una decisión más informada y completa.

¡Acércate a los expertos en espectroscopía!, ellos podrán solucionar tus dudas y orientarte en equipos y consumibles para espectroscopia de infrarrojo y consumibles para equipos de absorción atómica.

Encuentra proveedores de este producto

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario


cinco + 5 =