Transportadores de gravedad, ¿cómo elegir?

Cosmos . Logística, transporte y aduanales, Maquinaría y equipo 1625 Sin comentarios

La integración de un sistema logístico para las operaciones en tu empresa no es una tarea fácil. Una de las preguntas a las que llegamos es qué tipo transportador industrial elegir. Para ser lo más asertivos posibles debemos asegurarnos de hacer un análisis del tipo de mercancías que manipulamos y las características propias del almacén o centro de distribución que tenemos.
Uno de los transportadores más versátiles en aplicaciones, por su variedad de tipos, su baja inversión e integración a los sistemas, son los transportadores de gravedad.

Los transportadores de gravedad son ideales para líneas de empaque, ensamble o de pedidos, en operaciones de descarga de mercancías, o como parte de sistemas más complejos, combinados con transportadores motorizados.

Sin embargo, para elegir el transportador de gravedad más adecuado a tus necesidades, a continuación te damos las claves más importantes sobre su funcionamiento general y las condiciones de aplicación de cada tipo.

¿Sabes qué debes considerar al elegir #transportadores de gravedad para tu manejo de mercancías o líneas de ensamble? Checa este post del #BlogIndustrial Clic para tuitear

1. Considera los elementos que intervienen en su funcionamiento

Los transportadores de gravedad pueden instalarse en modo horizontal o con declinación. Con este último modo de instalación, se convierte en un sistema de flujo por gravedad. Sin embargo, determinar el grado de inclinación para el flujo por gravedad, depende de varios factores:

a) Del tipo de transportador, si es un transportador de rodillos o un transportador de ruedas o rodachines, como veremos más abajo.
b) Del tipo de lubricación del equipo: la grasa hace que el rodamiento sea más lento que con el aceite.
c) Del peso de la mercancía o paquete
d) Del tipo de base o geometría de dicha mercancía o paquete
e) De la velocidad de giro de rodillos o ruedas con la carga

2. Considera las condiciones de aplicación de cada tipo de transportador de gravedad

Aunque en el mercado se encuentran diversas soluciones, los dos tipos más comunes de transportadores de gravedad son los transportadores de rodillos y los transportadores de ruedas.

Los transportadores de ruedas son adecuados si tu producto o mercancía cuenta con una base plana o uniforme. Dicha mercancía o pieza puede ser más ancha que el trasportador, siempre y cuando se coloque correctamente. Se construyen con ruedas multidirecciones y unidirecciones, según tus necesidades. El nivel de flujo es muy alto con estos equipos.

Los transportadores de rodillos pueden mover productos o piezas con bases desiguales o abiertas, siempre y cuando tengan un borde inferior que los mantenga estables. En este caso, las mercancías o piezas no deben exceder el tamaño del rodillo, que es el ancho del transportador. Pregunta con el fabricante sobre anchos y longitudes disponibles o personalizadas.

Para ambos tipos de transportador, existen modelos curvos. Es importante compartir con el proveedor o fabricante tus necesidades de aplicación, para mantener tu mercancía en la curva y mantengas el flujo de producción esperado. También se debe calcular el nivel de declinación de la curva, así como el uso de interruptores y desviadores, para lo cual requieres la asesoría de un experto.

Para ampliar tu información sobre la elección correcta del tipo de transportador de gravedad que necesitas, te apoyamos con más información aquí.

Encuentra proveedores de este producto

Deja un comentario