Todo sobre plantas de emergencia

Cosmos 2238

Una planta de emergencia es una máquina que mueve un generador de energía eléctrica a través de un motor de combustión interna, transforma la energía térmica de un combustible a energía mecánica y esta a su vez, mediante inducción electromagnética en un generador, se transforma en energía eléctrica. Son comúnmente utilizadas cuando hay déficit en la generación de energía eléctrica de algún lugar, o cuando son frecuentes los cortes en el suministro eléctrico.

No-break ¡Qué la energía no se te acabe!

Cosmos 1294

Un no-break o fuente de energía ininterrumpible (UPS por las siglas en inglés de Uninterruptible Power Supplies) es un equipo que, mediante una batería recargable, proporciona energía adicional en caso de un apagón. De esta forma permite que la computadora (o cualquier otro equipo conectado) pueda seguir operando durante un determinado tiempo para salvar archivos, cerrar programas y apagar correctamente el equipo.

Papel y… ¿papel de piedra?

Cosmos 687

La Real Academia de la Lengua atribuye el origen etimológico de la palabra papel al vocablo catalán paper que, a su vez, deriva del latín papȳrus. El papel es una hoja delgada que, comúnmente, se hace con pasta de fibras vegetales, los chinos los hacían a partir de residuos de la seda, paja de arroz o cáñamo; los egipcios, de plantas que crecían a orillas del Nilo, y en Europa se utilizaban pieles curtidas.

Acondicionadores de línea

Cosmos 895

Cerca del 50% de los problemas que se generan en los equipos informáticos y eléctricos son a causa de interrupciones y perturbaciones en el abastecimiento de la red eléctrica. Según National Power Quality Laboratory, en un edificio corporativo de cualquier parte del mundo cada año se producen unos 36 picos de tensión, 264 bajadas de red, 128 subidas de tensión, unos 289 microcortes de 4 milisegundos y un promedio de 10 apagones de red mayores a 10 segundos.

De Prometeo al led

Cosmos 647

La historia de la iluminación comienza con el descubrimiento del fuego. Según la mitología griega, es Prometeo quién entrega el fuego a los humanos, desafiando la autoridad de Zeus, este dios olímpico le impuso como castigo permanecer encadenado a una montaña donde una águila comía su hígado, como Prometeo era inmortal, su hígado volvía a formarse al anochecer y el águila regresaba a comerlo cada día.