Industria Química Inorgánica: El Ácido Fluorhídrico y Fluorita

Guía de la Industria Química 3405

El Ácido Fluorhídrico es una solución acuosa de gas Fluoruro de Hidrógeno, está compuesto por un átomo de hidrógeno y un átomo de flúor; es altamente nocivo para el organismo pues al tener contacto con la piel produce necrosis, es decir, el tejido afectado muere. Es muy corrosivo pero, paradójicamente, es el ácido más débil de los hidrácidos halogenados, esto se debe a su capacidad de disociación, pues produce pocos iones hidronio (H3O+), sin embargo su capacidad corrosiva se adjudica a los iones flúor (F–).

Industria Química Inorgánica: El ácido sulfúrico

Guía de la Industria Química 4797

El ácido sulfúrico es un compuesto inorgánico patentado en 1831, su fórmula química es H2SO4, es muy corrosivo y de color blanco, su descubrimiento fue una gran aportación para la industria de la química inorgánica, pues a partir de ese momento, la industria incrementó su desarrollo. Fue considerado durante varios años como un indicador de la actividad de la Industria química de un país.

Cera de abeja: Materia prima natural para la industria

Cosmos 4168

La cera de abeja es un biomaterial fabricado y muy bien aprovechado por las abejas, el uso principal que ellas le dan es para la construcción de sus nidos, allí almacenan miel y polen, las reinas depositan huevecillos y se crían las nuevas abejas. Además de sus usos naturales, los seres humanos hemos encontrado bastantes aplicaciones que nos benefician en diferentes ámbitos.

Envases de vidrio, regresando al origen

Cosmos 2303

La función de los envases siempre ha sido proteger y preservar los alimentos de la contaminación con bacterias y otros microorganismos. El vidrio es, junto con la cerámica, el material más antiguo utilizado por el hombre como envase para conservar y almacenar productos alimenticios. Aunque no fue hasta el siglo XVII que se popularizó su uso gracias al tapón de corcho que permitió un sellado más hermético.